Este año, la Sunass analizará la capacidad subsidiante de algunas ciudades, anuncia su presidente Lucich.

Christian Ninahuanca Abregu

Con la implementación del mecanismo de subsidios cruzados, las familias de bajos recursos económicos pagarán menores tarifas por el servicio de agua potable en provincias, en comparación con quienes tienen mayores ingresos, adelantó el presidente del consejo directivo de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass), Iván Lucich.

“Todavía no hay un mecanismo de subsidios cruzados en provincias, se espera ir implementándolo este año, pero con seguridad se iniciará el próximo año”, manifestó.

Ese sistema consiste en que las personas con mayores ingresos deben pagar más por un servicio, en relación con las personas que tienen menos recursos, como en este caso por el agua potable a las empresas prestadoras de servicios de saneamiento (EPS).

“Implementaremos los subsidios cruzados en las ciudades grandes, donde se pueda diferenciar a la población que tiene mayor capacidad de pago de aquella que no la tiene”, manifestó.

“Este año estamos analizando la capacidad subsidiante de algunas ciudades. El mecanismo de subsidios cruzados ha funcionado en Lima”, agregó.

Focalización

Lucich destacó que Sunass trabaja con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) para tener un sistema de focalización para todo el Perú, pues se debe validar la capacidad subsidiante que tiene cada ciudad.

“Por ejemplo, Arequipa es una ciudad grande que tiene personas que pueden pagar más y otras que no. Cusco, Trujillo y Piura también tienen esa capacidad subsidiante”, manifestó.

“Sin embargo, en Huancavelica no hay una diferenciación clara entre los que pueden pagar más de los que no, porque es mucho más homogénea la distribución de los ingresos, por lo cual se verá caso por caso”, agregó.

El funcionario adelantó que este año se tendrán reajustes de tarifas de agua potable en las EPS de Piura, Chiclayo, Cusco, Calca, Moquegua, Ica y Tacna de acuerdo a sus respectivos programas.

“Cada empresa de servicio de agua en provincias tiene su estudio tarifario y se actualiza cada cierto tiempo”, manifestó.

El presidente de la Sunass explicó que los niveles tarifarios a escala nacional están muy atrasados, pues en promedio cuesta 1.80 soles por metro cúbico (1,000 litros).

“Observamos que 1,000 litros de agua cuestan igual que una botella de gaseosa de medio litro, entonces si queremos un mejor servicio en todo el país, necesitamos pagar más, no hay otra forma”, dijo.

Lucich opinó que cuando una persona paga más, exige medidor, no deja correr el agua del caño y si tiene una pequeña fuga la arregla.

Por otro lado, el presidente del Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal), Edmer Trujillo, anunció que la empresa tiene una cartera de inversiones que supera los 21,910 millones de soles hasta el 2024.