Aunque la verdad, que en el Reino Unido hubiera salido como doble EP acompañado de un libro de 32 páginas con fotos inéditas y un cómic sobre la historia y las letras, y en USA como un LP nos dice un poco que su discográfica no tenía muy claro como encajarlo. Pero desde la reedición en CD, esa que con la que EMI nos ha estado tomando el pelo desde hace más de veinte años, siempre se ha considerado como un álbum.

Ahora lo volvemos a tener con nuevo empaquetado, sacado lustre al pésimo sonido de aquella reedición, retocando niveles y otros detalles que muchos mortales ni siquiera aprecian o apreciaron, más que nada por no disponer de un buen equipo de alta fidelidad. Y encima nos sorprenden con un mini documental sobre la grabación.

Magical Mystery Tour era el título de la alocadísimo especial de una hora que a The Beatles se les antojo producir para la BBC y que a la postre fue un absoluto fracaso. La crítica se cebó en ella porque el citado viaje al que aludía el título no tenía ni pizca de gracia, por eso la BBC no la proyectó más que en dos ocasiones en las Navidades de 1967.

Mejor suerte corrió la banda sonora, aunque en verdad no es al cien por cien un score compuesto ex profeso para este largometraje. Es un híbrido pues incluye el que el grupo había publicado tras Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, es decir, la impresionante doble cara A Strawberry Fields Forever y Penny Lane, sin duda dos de las mejores canciones del grupo.

El orden de los temas era distinto en el EP británico y en LP norteamericano, pero ateniéndonos al concepto álbum seguiremos el formato publicado el 27 de noviembre de 1967. Vayamos pues a analizar tema a tema este disco cuya fotografía de portada es divertidísima:

‘Magical Mystery Tour’ era el tema que daba título a esta producción. Es una invitación a uno de esos misteriosos viajes, tan habituales en el Reino Unido, donde sólo el conductor conocía el recorrido y el destino. La autoría es de Paul McCartney pero todos contribuyeron a la consecución de este vertiginoso corte que lleva tres trompetas.

‘The Fool On The Hill’ es uno de mis temas preferidos de los Beatles de esta época. También atribuida a Paul, se dice que la ideó cuando escribía ‘With a Little Help From My Friends’. Las flautas que aparecen en él le da un aire campestre y fue McCartney quien hizo la flauta dulce de los solos. Como curiosidad: John lennon tocó harmónica y maracas, George Harrison la armónica y Ringo Starr los crótalos.

‘Flying’ fue un instrumental firmado por los cuatro de Lierpool y la primera publicada por EMI. Habían compuesto otro corte instrumental para la película, ‘Jessie’s Dream’, pero quedó fuera del disco. Lennon tocó el mellotrón y todos hicieron voces. Además, volvieron a manipular cintas y pasarlas al revés para crear efectos.

‘Blue Jay Way’ es obra de George Harrison y en él se ve claramente la psicodelia Beatles. La escribió en Los Ángeles en una casa situada en la calle del mismo nombre que el tema y para ello utilizó un órgano Hammond que había en la casa. Paul firma también ‘Your Mother Should Know’ y aquí Harrison metió una tabla hindú. El piano del primero es lo más característico de la canción y los tres hacen voces. El solo de órgano es de Lennon.

Se cerraba la cara A con un tema de Lennon, ‘I Am The Walrus’, una fantasía que en la versión definitiva incluía violines, cellos, clarinetes, trompas y el coro Mika Sammes Singers, que parecen instrumentos y hacen las risas. El melotrón de John es fantástico y la partitura de George Martin es sublime. Es una de mis favoritas de todos los tiempos del grupo.

‘Hello, Goodbye’ es un tema de Paul y fue un single previo a la salida del doble EP y del LP, cuya letra es un tanto incomprensible: “you say yes, I say no…you say goodbye and say hello”. McCartney tocó bongos, piano y congas, y Ringo maracas. También hay dos violas. La verdad, no me hace mucho tilín.

Strawberry Fields Forever’ es cien por cien Lennon y esta en el top cinco en todas las listas de favoritas de los Beatles. La compuso en España cuando estaba rodando en Almería How I Won The War. Las tomas conocidas a través del Anthology nos muestran el proceso de grabación, y la toma final es una mezcla de varias de ellas. Nuevamente, George Martin tuvo que ver en el enriquecimiento orquestal de la misma para la que escribió una partitura en la que entraban trompetas y cellos.

‘Penny Lane’ era la otra cara A de este single sobresaliente. Tributo a la calle de Liverpool, Paul McCartney tocó en ella tres pianos y un armonio y el propio productor tocó otro piano, además Martin escribió la orquestación en la que aparecían flautas, piccolos, trompetas, flügelhorn, oboe, trompa inglesa, contrabajo y trompeta. Increíble como la anterior.

‘Baby You’re A Rich Man’ la firman a pachas Lennon y McCartney. No se grabó en Abbey Road sino en los Olympic Studios. Fue la cara B del single All You Need Is Love, y estaba destinada a aparecer en Yellow Submarine pero eso nunco ocurrió.

‘All You Need Is Love’ es otro exceso de grabación Beatle. Fue elegida para la retransmisión del primer enlace televisivo para todo el planeta, bueno, para 26 países. No fue un tema cien por cien tocado en directo. El grupo grabó la pista principal y en directo tocarían el tema ante las cámaras como si estuvieran haciéndolo en el estudio por primera vez.

Este mensaje de paz y amor se retransmitió el 25 de junio desde el estudio 1 de Abbey Road y además del cuarteto aparecieron tocando una orquesta de trece músicos. La canción se pulió después en el estudio, añadiendo detalles para mejorarla. Los Beatles por si alguno lo dudaba seguían siendo los más grandes.


LEAVE A REPLY