Trabajador acepta la reparación resarcitoria que otorga ley, según PJ.

La Corte Suprema de Justicia de la República determinó que si el trabajador cobró la indemnización por despido, acepta la protección que le brinda la normativa resarcitoria, sin que pueda luego pretender la tutela restitutoria.

Fue mediante la Casación Laboral Nº 12737-2016-LIMA, en que el actor pretendía su reposición en el puesto de operador que venía desempeñando en la empresa, más el pago de las remuneraciones devengadas al considerar que había sido objeto de un despido incausado; y, de forma subordinada, la indemnización por despido arbitrario.

Sin embargo, para el máximo tribunal la empresa demandada comunicó al actor que estaba procediendo a dar por terminada su relación laboral y le abonaban en su cuenta de haberes la indemnización respectiva.

Incluso, agrega, la demandada puso de su conocimiento de manera diferenciada los montos a depositar por concepto de CTS, indemnización por despido arbitrario y beneficios sociales, señala un informe del Estudio Benites, Vargas & Ugaz Abogados.

Por tanto, agrega, resulta evidente que aceptó el término de un contrato de trabajo. Con ello, añade, se presenta el supuesto previsto en el punto “b” de la sentencia recaída en el Expediente N° 03052-2009-PA/TCCALLAO- LARA, respecto a que el cobro de la indemnización por despido arbitrario u otro concepto que tenga el mismo fin de “incentivos’’ supone la aceptación de la forma de protección alternativa brindada por ley, por lo que debe considerarse como causal de improcedencia del amparo.

En consecuencia, se cumplió con las exigencias legales y no incurrió en ilícito laboral alguno, concluye.

Datos

Para la Suprema, el demandante optó de forma excluyente por la protección de carácter indemnizatorio, más aún cuando el empleador cumplió con acreditar que había informado al trabajador los conceptos que incluían los depósitos.

Distingue así el caso de que se incluya en la liquidación de beneficios sociales un monto por indemnización de parte del empleador, pero este no sea aceptado ni cobrado por el trabajador.