¿PPK podrá lidiar con un nuevo pedido de vacancia?

0
153

Roger Hernández Sánchez

A exactamente un mes desde que el Ejecutivo anunció que el 2018 llevaría por nombre oficial “Año del Diálogo y la Reconciliación Nacional”, el presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) no ha logrado amenguar las críticas de la oposición, la misma que ya conversa sobre un nuevo pedido de vacancia.

Aunque el jefe del Estado ha insistido en que no ha incurrido en irregularidades en torno a los vínculos de su empresa Westfield Capital y la constructora brasileña Odebrecht, las bancadas del Frente Amplio y Nuevo Perú debaten sobre la posibilidad de unificar los escritos que han preparado para iniciar el trámite referido.

Según la más reciente encuesta de Datum, el 53% de peruanos considera que el mandatario debería dejar el cargo, en contraste al 43% que opina que debe continuar en Palacio de Gobierno. El estudio, publicado ayer en el diario “Perú21”, se completa con un 4% que no precisa respuesta. ¿PPK podrá lidiar con un nuevo pedido de vacancia?

El politólogo de la PUCP Fernando Tuesta consideró, en diálogo con El Comercio, que Pedro Pablo Kuczynski enfrenta un panorama muy distinto al que se configuró durante el proceso de vacancia que se llevó a cabo en diciembre, pues “ya no cuenta con los mismos aliados políticos”.

“Los pocos cercanos del ayer ya no lo son hoy. Además, hace dos meses cierta parte de la opinión pública se oponía a una vacancia, varios sectores sociales se expresaron en contra de ello. Ahora todo es distinto. Lo único que ha ganado el presidente son los 10 votos del grupo que encabeza Kenji Fujimori, y eso le resultará insuficiente”, dijo.

Según Tuesta, es contraproducente para PPK que comente que desea brindar su testimonio a la Comisión Lava Jato del Congreso tras el interrogatorio que fiscales peruanos harán en Brasil a Jorge Barata, ex directivo de Odebrecht en el Perú.

“Enredarse sobre este asunto solo irrita más al Congreso. Es como si PPK mirara hacia otra realidad. Ahora tiene pocas posibilidades de cambiar la situación, a no ser que las bancadas se dividan y no lleguen a un acuerdo sobre el tema. Esto ya no está en manos del presidente, es poco lo que puede hacer”, agregó al descartar un eventual diálogo entre el Ejecutivo y la oposición.

Por su parte, el analista político Luis Nunes coincidió en que sostener que se debe esperar la declaración de Jorge Barata es un error por parte del jefe del Estado. Por esto, agregó que el panorama actual se debe a una serie de errores de corte político cometidos únicamente por Kuczynski.

Uno de los principales factores que han hecho crecer el descontento de la oposición, afirmó Nunes, es el que PPK emita información “a cuentagotas” sobre sus anteriores actividades profesionales.

“Otro grave error es que sabiendo que se le acusa de haber negociado un indulto con el grupo de Kenji Fujimori, esos congresistas y él mismo hayan aparecido juntos en una actividad oficial en el norte del país”, señaló a este Diario.

Asimismo, Nunes indicó que la estrategia del presidente debe fundamentarse en su allanamiento a las investigaciones que se le puedan realizar, “siempre que se resguarden sus prerrogativas como presidente”.

“Debe enfrentar esta situación de una vez por todas porque el Perú así lo necesita. Si él no se considera capaz de afrontar esto, debería renunciar. Eso sí, no se puede jugar con los indicios. Se debe hacer una discusión un poco más lenta. Se debe elaborar una investigación seria y tomar una decisión en función a eso, a pruebas. Que no sea una vacancia ‘express’”, pidió el analista político.

-Réditos e intereses-
¿Puede haber ganadores por la vacancia de un presidente, suponiendo la crisis que naturalmente se genera en el país antes, durante y después de dicho hecho? Para Luis Nunes, más allá de victorias o derrotas, hay premisas que algunos partidos van a insistir en cumplir.

“Estoy convencido de que hay fuerzas políticas que están jugando su propio juego, que no han pensado en el Perú, en lo que debería ser su motivación. El Congreso es una casa política, y por eso a veces se discuten las acciones desde un punto de vista muy político”, estimó.

De otro lado, Fernando Tuesta consideró difícil que los grupos del Parlamento permitan que Nuevo Perú se atribuya el éxito de una eventual vacancia, aunque afirmó que es difícil que ese hecho le rinda a largo plazo grandes méritos a una determinada agrupación.

“En todo caso, Fuerza Popular también quiere vacar al presidente. Para ellos sería una victoria tardía, una victoria, al fin y al cabo, aunque pasado el tiempo no va a importar mucho quién presentó la moción”, concluyó.


LEAVE A REPLY