La industria joyera del país está a punto de dar un gran salto hacia la modernidad, para lo cual busca la incorporación de nueva tecnología. Esto permitirá la creación de productos de mayor calidad y desarrollar el sector en forma descentralizada.

Sonia Domínguez Domínguez

La industria joyera está en expansión, y es que las piezas elaboradas en el Perú son reconocidas en el mundo por su variedad. Una de sus características más importantes es que genera más de 50,000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

Así lo informó el presidente del Comité de Joyería de la Asociación de Exportadores (Adex), Julio Pérez, quien resaltó que la producción de este sector está descentralizada.

“La producción de joyas de oro, plata y otros genera en el país alrededor de 30,000 puestos de trabajo directos y más de 20,000 indirectos. Es una fuente de empleo descentralizado”, declaró al Diario Oficial El Peruano.

Uno de los principales objetivos para este año es incorporar nueva tecnología. “Esto nos permitirá mejorar la calidad en el acabado de las joyas”.

Exportación

Pérez estimó que las ventas al exterior del sector habrían alcanzado los 123.5 millones de dólares durante el año pasado, lo cual significa un incremento de 30% en comparación con lo registrado en el 2016 (95 millones de dólares).

El empresario destacó que el principal mercado de destino de las joyas de oro y plata que produce el Perú lo constituye los Estados Unidos, a donde se dirige el 75% de la producción nacional.

Explicó que se trata de un mercado natural para el Perú, considerando el tratado de libre comercio (TLC) entre ambos países y la cercanía, pues la mercadería llega de un día para el otro. “Por las preferencias arancelarias que tenemos en esa plaza, nuestras joyas pueden ingresar libres del pago de aranceles. Además, la joyería de plata goza del drawback”.

Asimismo, resaltó que la exportación de joyas a Estados Unidos creció 15% durante el año pasado. “Esto fue resultado de la estabilización económica estadounidense”.

Explicó que las cotizaciones del oro y la plata se mantuvieron estables el año pasado. “Sus precios variaron en un rango de +/-5%, haciendo que el mercado sea atractivo. Esto se debe a que estos metales tienen gran peso en la estructura de costos de las joyas”.

Mercados

El director de Adex dijo que Canadá también es un mercado importante para las joyas peruanas. “Pero tenemos grandes oportunidades para llegar con nuestros productos a otras plazas como Chile, cuyas exportaciones crecieron 15% en el 2017, además de Colombia, México y Argentina”.

Comentó que en la Unión Europea (UE) también hay un acuerdo comercial vigente, por lo que exportan a esos países sin pagar impuestos. “Pero la competencia es intensa”.

Mercado asiático

En el caso del mercado asiático, dijo que van cinco años que asisten a la feria de joyas más grande del mundo, se trata de la Feria Internacional de Hong Kong. Volverán en marzo próximo con siete empresas.

“Considero que uno cosecha resultados comerciales entre los tres y cuatro años después de haber visitado la feria por primera vez”, manifestó.

Las joyas de oro y plata son lo principal, pero lo que esta industria busca es incluir las piedras preciosas peruanas. En este caso, Pérez destacó el palo rosado y la turmalina.

Estas piedras deben combinarse con el oro y la plata para crear nuevos modelos y tendencias, además de nuevas historias. “Tenemos una gran historia como país orfebre”.

Refirió que el año pasado hubo una misión tecnológica a Turquía. “Ellos figuran entre los cinco países más importantes en la fabricación de joyas del mundo”.

Pérez subrayó que con ayuda del consejero comercial del Perú en Turquía visitaron universidades, institutos y empresas.

“Ahora tenemos previsto firmar un convenio con un organismo de ese país que nos donará equipos para pulir las piedras preciosas peruanas”, dijo.

Con esto vamos a poner un centro de tallado de piedras para combinarlas con las joyas de oro y plata, lo que nos permitirá lograr productos más elaborados”, adelantó el empresario.

Foro internacional

El presidente del Comité de Joyas de Adex comentó que en octubre de este año se realizará el cuarto Congreso Internacional de la Joyería y Orfebrería, en la ciudad de Arequipa.

“Será en esa región con el objetivo de que participen los joyeros de Puno, Arequipa y Cusco, entre otros. De Lima siempre irá un contingente importante de empresas vinculadas con el sector”, comentó.

Para este congreso, que se realiza cada dos años, traerán a expositores y compradores internacionales.

“En esta ocasión vendrán representantes de Turquía y en el marco de este foro se firmará un convenio de cooperación”.

Pérez destacó que este tipo de eventos le da a esta industria una visión técnica comercial de cómo avanza el mercado internacional de las joyas.

Además, se realizan ruedas de negocios, lo cual ayuda a conocer las preferencias de los compradores internacionales.

Agregó que hay un gran potencial para desarrollar la industria joyera. “Para ello, tenemos que prepararnos con piezas de mayor calidad. Tenemos que ser más profesionales y buscar nuevas tendencias”.

Datos

Ya se exportan joyas con piedras peruanas, pero el engaste es artesanal. Con el uso de nuevas tecnologías se potenciará el sector.

Lima, Cusco y Huancayo son las regiones que producen más joyas. Otras que se perfilan para ello son Cajamarca, Puno y Arequipa.

Los industriales joyeros están buscando una certificación del Inacal.