El Colegio de Abogados de Lima (CAL) impulsará la defensa gremial para salvaguardar los derechos de los miembros de la Orden en el ejercicio profesional, afirmó su decana, quien además explicó las acciones que emprenderá en esta nueva labor.

Paul Herrera Guerra

 

–¿Cuáles son los principales retos de esta nueva gestión?

–Tenemos retos a corto, mediano y largo plazo. A corto plazo queremos poner en orden la ‘casa’ y, de manera paralela, analizar las situaciones álgidas como los problemas con los agremiados y sus necesidades. Pensamos trabajar de inmediato la digitalización de los sistemas del CAL y la capacitación. A mediano plazo debemos resolver el problema de las sedes gremiales y, en forma paralela, trabajar las fórmulas y pronunciamientos legislativos. Esperamos en el largo plazo, después de dos años de gestión, dejar digitalizado al CAL, continuar con su posicionamiento en el ámbito social, con pronunciamientos, trabajando temas importantes como lucha contra la corrupción, entre otros.

–¿Qué plantea realizar desde el CAL para contrarrestar la corrupción?

–Lucharemos desde aquí para acabar con este flagelo que quiebra el corazón de los sistemas político, social y democrático. Es un problema no solo de autoridades, sino también de la ciudadanía en general. En el CAL se implementará y mantendrá un registro, que lo haremos público, de los abogados cuestionados por hechos de corrupción. Sin duda, esta contribución desde la Orden será muy importante. A los ciudadanos les pido denunciar si algún abogado pretende corromper con coimas o dádivas a un juez, fiscal o en alguna otra instancia pública o privada. Además, vamos a emitir pronunciamientos claros y enfáticos, a fin de coadyuvar desde nuestra institución a todas las estrategias públicas de lucha contra la corrupción, emprendidas tanto desde el Estado como de las organizaciones de la sociedad civil.

–¿Puede anticiparnos sus acciones para los primeros 100 días de gestión?

–Primero, posesionar y revalorar la imagen del abogado y de la profesión legal en nuestra sociedad, a fin de que su opinión sea de nuevo respetada, valorada y escuchada en las instancias superiores, en los momentos y en los temas de conflicto en la sociedad. Después, automatizar los servicios en el CAL. El objeto es aprovechar las herramientas de la tecnología para avanzar juntos con la digitalización de la administración de justicia.

–¿Cómo evalúa las reformas procesales en marcha?

–Toda reforma pasa momentos de transición. Siempre habrá oportunidad de afinar el ámbito aplicativo. Ahora, con la reforma existen procesos más garantistas y céleres que aportan bastante. Estamos por buen camino, pero hay cosas que aún deben arreglarse.

–¿Qué coordinaciones hará con el Poder Judicial, el Ministerio Público y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos?

–Siempre actuaremos en coordinación con estas instituciones relacionadas con la administración de justicia y con la búsqueda de esta. La labor del CAL será coordinada con ellos, buscando que se respete la función del abogado en las instancias en donde los profesionales del derecho puedan desarrollarse. Por eso, impulsaremos la defensa del abogado y el área de defensa gremial, creado precisamente para salvaguardar nuestro ejercicio profesional.

Infraestructura y capacitación

–¿Proyecta la construcción o adquisición de nuevos locales para los agremiados?

–Estatutariamente tenemos que someter este planteamiento a una asamblea. Hay el propósito y la voluntad de darle al abogado comodidad y mejorar los servicios de nuestra entidad. Somos más de 75,000 abogados, tenemos cuatro sedes no tan grandes. Necesitamos presencia en Lima Sur; asimismo, efectivizar la presencia en Lima Norte y darle a los abogados los instrumentos necesarios para que puedan brindar un mejor servicio social. En Lima Norte tenemos una subsede; sin embargo, en esta debe existir mayor confort para el profesional del derecho como una sala de lectura, una buena biblioteca y mayores ambientes.

–¿Qué acciones realizará para mejorar la capacitación de los agremiados?

–Ejercemos nuestra actividad mediante una ciencia social, el derecho, que es dinámico, además el cambio legislativo es dinámico, por lo que nuestro rol también tiene que estar a la par. Es decir, la capacitación para el abogado debe ser constante, permanente y de primera línea. Si queremos exigir un buen servicio, debemos brindarle también los instrumentos necesarios; y ello pasa por una capacitación constante de alta jerarquía.

Acciones

Pensamos impulsar la capacitación, la implementación de locales para el servicio legal, el desarrollo de propuestas legislativas y una mayor participación del abogado en campañas sociales y de atención legal en la comunidad, indicó Portocarrero.

La decana del CAL, además, adelantó que se está evaluando el sistema de fondo de pensión del abogado.

Reveló que a partir del trabajo del área de comisiones y consultas presentarán propuestas legislativas, las cuales contarán con el aporte además de ilustres juristas, a fin de retomar el sitial del CAL como faro de la juricidad en el país.


LEAVE A REPLY