El Gobierno lanzará en febrero nueva línea de crédito del Fondo Mivivienda con cuotas que se reducirían entre 30% y 40%, anuncia el ministro de Vivienda, Carlos Bruce.

Christian Ninahuanca Abregu

Entrevista. Los fondos de inversión pronto comprarán carteras de créditos hipotecarios para dar liquidez a las cajas municipales y rurales, lo que dinamizará el mercado financiero inmobiliario.

–¿Qué se espera con el ingreso de los fondos de inversión para comprar carteras de créditos hipotecarios?

–Ya se emitió la norma respectiva y pronto los fondos de inversión podrán adquirir la cartera hipotecaria de las entidades financieras pequeñas. Eso permitirá que las cajas municipales de ahorro y crédito (CMAC) y cajas rurales liberen sus líneas de crédito y puedan continuar con sus colocaciones de este tipo.

Este mecanismo significa introducir más competidores al sistema financiero, lo que genera que las tasas de interés de los créditos hipotecarios disminuyan, tal como sucede hoy porque los costos están por debajo del 10% y la tendencia es que sigan descendiendo más.

–¿Sigue pensando que la tasa de interés de los créditos hipotecarios puede bajar más y acercarse al promedio de la región de 6%?

–Sí. Nosotros insistimos, y creemos, en que llegaremos a ese nivel. En febrero de este año lanzaremos una nueva línea de crédito del Fondo Mivivienda, la cual tendrá una tasa de interés menor –en varios puntos porcentuales– al costo actual de los créditos hipotecarios.

–Son las viviendas ecosostenibles…

–Así es, serán viviendas que tengan características ecológicas, para las cuales daremos esta línea de crédito muy económica. Eso significa que la cuota se reducirá significativamente, quizá entre 30% y 40% menos de lo observado en la actualidad en el mercado financiero.

–¿Esto tendría que contribuir a dinamizar el sector inmobiliario?

–Significará que las empresas que construyan viviendas ecosostenibles podrán vender sus unidades habitacionales más rápido. Las familias preferirán esos conjuntos inmobiliarios porque les permitirá ahorrar dinero, ya que serán unidades habitacionales que economizarán agua y electricidad; además, pagarán menos por la vivienda porque tendrán baja tasa de interés.

–Dichos inmuebles ecosostenibles se desarrollan por ahora para los sectores B y C, pero ¿podría replicarse en viviendas populares?

–Claro que sí, porque esto servirá para los programas habitacionales Mivivienda y Techo Propio, el cual está dirigido a la población de menores recursos.

–¿Cuándo estará lista la propuesta de subsidio para alquiler de vivienda dirigido a los jóvenes?

–Esperamos lanzarlo hacia el segundo semestre de este año, ahora estamos terminando de estructurarlo y separando los fondos para poder financiarlo. Este esquema es una forma de brindar una solución habitacional y de promover el ahorro para vivienda en los jóvenes.

–¿En qué podría diferenciarse este mecanismo de otros que no tuvieron el resultado esperado, como el leasing y la capitalización inmobiliaria?

–La idea es que se alquile una vivienda con un bono del Estado, de tal forma que las parejas jóvenes tengan la posibilidad de ahorrar y juntar su cuota inicial para comprar su casa, ya sea mediante el programa Techo Propio o Mivivienda. Este subsidio, que dará el Estado, será temporal para posibilitar el ahorro. El programa permite dos cosas: otorga una solución temporal de vivienda, alquilada para parejas jóvenes; y promueve el ahorro y la compra y construcción de vivienda nueva.

–¿Cuánto será ese subsidio para el alquiler?

–El subsidio está en pleno proceso de estructuración.

–¿Ese apoyo se determinará de acuerdo con el mercado de alquiler de viviendas a escala nacional?

–Así es, pero obviamente está dirigido a viviendas modestas, para personas de escasos recursos. Y será un monto promedio, tomando en cuenta la diferencia entre Lima y provincias.

Ecosostenible

Mediante el Fondo Mivivienda, se dará una tasa de crédito especial para las construcciones con calificación “ecosostenible”, a fin de continuar promoviendo el cuidado del medioambiente y, a la vez, reduciendo los gastos mensuales en los recibos de luz y agua de las familias, aseguró el ministro Bruce.

Dijo asimismo, que el trabajo de su portafolio se centra en agilizar la construcción de viviendas sociales y disminuir las tasas de interés.

“Estas tasas están por debajo del promedio del 10%, y la tendencia es que sigan bajando para que más familias cumplan el sueño de la casa propia”, añadió.

Apoyo

El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento ejecuta la reconstrucción de 552 viviendas rurales afectadas por el fenómeno El Niño Costero en las regiones de Piura, La Libertad, Lambayeque, Cajamarca, Ancash y Huancavelica.

Mediante el Programa Nacional de Vivienda Rural y con una inversión de 14 millones 556,175 soles, se concluirán los trabajos aproximadamente en agosto, sujeto al secado de los adobes por la temporada de lluvias.

Se trabaja bajo la constitución de núcleos ejecutores, esquema en que los beneficiarios lideran la ejecución de los proyectos de construcción y fortalecen su organización comunal.

Los beneficiarios aportarán con la construcción de adobes cuya ejecución equivale a un monto de un millón 947,842.23 soles.