La causa de la muerte del roquero estadounidense Tom Petty fue una “sobredosis accidental”, informó este viernes su familia, citando el informe de la autopsia tres meses después de su deceso.

“Falleció debido a una sobredosis accidental tras ingerir una variedad de medicamentos”, indicó un comunicado firmado por Dana y Adria Petty, su esposa e hija respectivamente.

Petty, cuyas clásicas melodías y narraciones oscuras alimentaron 40 años de éxitos, falleció el 3 de octubre a los 66 años, una semana después de una gira para marcar los 40 años de su banda The Heartbreakers.

La familia explicó que el intérprete de “American Girl”, “Don’t Come Around Here No More” y “I Won’t Back Down” ofreció esos conciertos con una lesión en la cadera, que empeoró a medida de avanzaba el tour de 53 fechas.

“El día de su muerte se le informó que su cadera se había fracturado por completo y creemos que el dolor era simplemente insoportable y que fue la causa del uso excesivo” de analgésicos que le habían prescrito.

“Fue un accidente desafortunado”, indicó la familia, que dijo que el cantante sufría además de un enfisema y problemas de rodilla.

Reconocible por su larga melena rubia, Petty, ganador de tres Grammys, estaba normalmente poseído por una cólera contenida.

“I Won’t Back Down”, probablemente su tema más conocido, tuvo una segunda vida como canción patriótica tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.