El congresista Kenji Fujimori afirmó anoche que se está dispuesto a reunirse con los familiares de las víctimas de La Cantuta y Barrios Altos de ser indispensable para lograr la reconciliación y llevar a cabo una “catarsis” de manera honesta.

“Si es un requisito indispensable, para lograr la reconciliación, sentarnos con los deudos de La Cantuta y Barrios Altos y poder hacer un proceso de catarsis de manera sincera con la mano al pecho en el corazón, yo por supuesto, estoy dispuesto a hacerlo”, señaló a la prensa.

En esa misma línea, Fujimori Higuchi aclaró que su abstención junto con la de otros 9 congresistas de Fuerza Popular en la votación de la vacancia presidencial no fue producto de una negociación si no de un voto de conciencia producto de una “valoración político-económica” de la situación.

“Fue un voto de conciencia, fue un voto en pro de la gobernabilidad del país. Obviamente para tomar una decisión de esa magnitud para vacar a un presidente de la República uno no solamente tiene que hacer una valoración política, sino una valoración político-económica”, expresó.

Asimismo, Kenji Fujimori negó pago alguno a los asistentes de la marcha pro indulto que se llevó a cabo el día viernes y aseveró que eso se está diciendo para desvirtuarla.

Detalló que la movilización fue organizada por las bases de un sector del fujimorismo que viene luchando 12 años por la liberación del ex presidente.

“Bueno eso es lo que algunas personas están diciendo [que les pagaron cincuenta soles a los asistentes a la marcha a favor del indulto] para querer desvirtuar la marcha de la paz y la reconciliación”, indicó.

“Tenemos más de 12 años luchando, trabajando por la libertad de mi padre y obviamente ya hay toda una estructura y experiencia dentro de la gente de las bases”, concluyó.