Uno de los errores más comunes que todo emprendedor debe evitar al iniciar un nuevo año es no elaborar un presupuesto, en el cual detalle todos los ingresos y gastos que tendrá su negocio en los siguientes meses.

Elaborar un presupuesto puede ayudarlo a que su negocio cumpla sus objetivos, sea más rentable y permita hacer un plan de acción, no solo para el largo plazo sino para el día a día. El Consultorio Financiero de Mibanco brinda algunas pautas para elaborar un presupuesto.

1. Definir el plan de acción de su negocio y definir metas.

Para implementar un presupuesto de manera exitosa tienes que establecer metas por lo que deberás analizar con datos reales la tendencia de tus ingresos y gastos de tu negocio en las campañas anteriores. Sólo así obtendrá una guía sobre su negocio: conocerá si seguirá creciendo o tendrá que hacer algunos cambios.

2. Identificar los gastos de su negocio.

Elaborar el presupuesto de un negocio implica conocer cuáles serán los gastos mensuales o anuales a realizar. Recuerde que hay gastos fijos (salarios, alquiler, servicios, etc.), gastos variables (contratación de un nuevo personal, adquisición de nuevo equipos por demanda de nuestros productos) e imprevistos (debe contar con un monto determinado para algún gasto no considerado que pueda surgir).

3. Pronostica el flujo del dinero.

Si prevé el uso eficiente del efectivo con el que cuenta su negocio, podrá mantener saldos cercanos a las necesidades que requieres. Con ello evitará poner en peligro el cumplimiento sus proveedores, acreedores y personal.

4. Arma un presupuesto para cada área.

Además de contar con un presupuesto general, es preciso que cada área de su negocio cuente con un presupuesto individual para hacer más sencillo el control y seguimiento.

5. Evaluación.

Se recomienda que evalúe eventualmente si el presupuesto que armó cuadra con los datos proporcionados. Recuerde que esta herramienta es dinámica y se ajustará periódicamente para reflejar los cambios que puedan originarse en la economía.


LEAVE A REPLY