El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, tomó juramento a los nuevos integrantes del “Gabinete de la reconciliación” esta tarde en Palacio de Gobierno. Tras finalizar el acto protocolar, comentó uno de los principales objetivos de su equipo ministerial.

“Hoy vivimos momentos de crispación, pero debemos aportar por el entendimiento para devolverle la estabilidad a nuestro país. Quizás la reconciliación sea un objetivo difícil de alcanzar, pero les prometo que no cesaré ni un segundo en mi esfuerzo por lograrlo”, anotó.

La tensión política a la que se refiere Kuczynski tienen relación con el proceso de vacancia que se superó y posterior indulto que otorgó al exmandatario Alberto Fujimori. Este último hecho ha dividido a la clase política y al país, provocando sendas manifestaciones.

“A pesar de nuestras diferencias les pida todos unirnos para combatir los verdaderos problemas de nuestra nación: la pobreza, las desigualdades de servicios y oportunidades, la inseguridad, la corrupción”, recalcó el jefe de Estado.

En relación con uno de los propósitos que lo llevó a conformar el nuevo Gabinete Ministerial, PPK adelantó que su equipo iniciará una “ruta de diálogo permanente” para solucionar las necesidades de la población.

“Este nuevo gabinete propone iniciar una ruta de diálogo permanente con los ciudadanos. Un gobierno cercano a la gente y sus necesidades, dispuesto a solucionar los problemas que enfrentan en el día a día. (…) Para eso necesitamos poner a un lado nuestras diferencias”, enfatizó.

Afirmó en otro momento que el nuevo Gabinete Aráoz “representa la diversidad del país”. Mencionó que algunos de los convocados vienen de la Amazonía, la sierra, y hay integrantes allegados a partidos políticos.

“Han estado conmigo en campañas anteriores, muchos de ellos, otros son nuevos, pero representan la diversidad del Perú. Han sido convocados por sus cualidades profesionales, su conocimiento del país (…) este es el vehículo que nos conducirá por la senda del desarrollo”, dijo.


LEAVE A REPLY