Orfeo y el nacimiento de la ópera

0
159

EL NACIMIENTO DE LA ÓPERA

La camerata fiorentina era un grupo de nobles y artistas humanistas que se reunían en el palacio del Conde Bardi para tratar de recuperar el legado artístico greco-romano. Eran algo así como unos frikis del mundo clásico. Estudiando sus libros de la antigüedad descubrieron que las obras de teatro eran interpretadas cantando acompañados de la lira, instrumento de cuerda parecido al arpa. De este modo, los artistas de la camerata fiorentina trataron de realizar obras de teatro que imitasen aquellas de la época clásica, en las que los actores cantasen el texto. Y así, sobre 1600, surgió la ópera.

Claudio Monteverdi era del círculo culto de la camerata fiorentina, así que realizó una de las primeras óperas de la historia: Orfeo. Las historias pertenecían siempre a la mitología griega de la antigüedad, como era de esperar. Ya digo que eran muy frikis: todo lo que no fuese clásico grecorromano era considerado de mal gusto.

¿Porqué eligieron el mito de Orfeo precisamente? Pues porque Orfeo, según cuenta la mitología, era un prodigioso cantor con una voz tan increible que llegaba a hipnotizar a los dioses. Como aquello de ponerse a cantar en una escena no resultaba muy creíble, utilizaron la figura de un cantante legendario. Era lógico, por tanto, que un cantor mitológico se pusiese a cantar en cualquier situación de la vida.

Las primeras óperas eran todas sobre Orfeo. Pero muy pronto gustaron al público, y ya no hubo problemas para que cualquier otro personaje mitológico cantase en lugar de hablar.

orpheus-1

EL MITO DE ORFEO

Según cuenta la leyenda, Euridice, su prometida, salió a coger flores el día de su boda para hacerse una corona y le picó una serpiente venenosa con tan mala fortuna que murió. Orfeo quedó deshecho de dolor, tanto es así que decidió ir hasta el reino de Hades (el reino de los muertos de la mitología griega) a por su amada. El problema era que los vivos no podían cruzar el río que los separaba del mundo de los muertos, custodiado por el barquero Caronte. Gracias a su voz, los dioses le permitieron finalmente que se encontrase con su amada y que la llevase de vuelta al reino de los vivos. Con una condición: no podía mirar a Euridice a los ojos hasta que saliesen de Hades.

Por supuesto, Orfeo acepta la condición y se encuentra con su prometida, quien rápidamente le pide un beso. Él se niega y le pide que se vayan de allí pronto. La arrastra hacia el exterior sin querer mirarla ni un instante, lo que Euridice interpreta como rechazo y desamor. Le pide una y otra vez que la mire, que le bese, que le abrace y finalmente Orfeo no puede resister las súplicas y … la mira. Euridice cae de inmediato al suelo inerte. Ya no habrá más oportunidades para el amor de Orfeo.

Aquí tienes un vídeo con una representación a la manera antigua, disfrazados como en la Grecia clásica, con Orfeo llevando una lira en sus manos. Es uno de los primeros momentos de la ópera, y a Orfeo se le ve muy contento porque va a casarse. Poco sospecha lo que le espera…


Fuente : https://historiadelamusica.wordpress.com/2014/01/29/orfeo-y-el-nacimiento-de-la-opera/Anuncios

LEAVE A REPLY