Cada 6 de enero en Perú celebramos la Bajada de Reyes, también conocido como la Pascua de Reyes. En nuestro país, durante la época colonial y aún en los inicios de la República se relacionaba a los Reyes Magos con ofrendas. Por ejemplo, Gaspar entregaba dulces y frutas; Melchor proveía de vestidos y calzados; y Baltazar, el más serio y temido, se encargaba de ‘premiar’ a los niños maleducados dejándoles trozos de madera y carbón por regalos.

En Lima, la historia cuenta que Francisco Pizarro, cuando fundó la capital peruana, la bautizó con el nombre de ‘Ciudad de los Reyes’ , pues coincidió con la fecha en que los Reyes Magos se encaminaron a Belén al igual que el conquistador español y sus compañeros buscaban un lugar para establecer la nueva capital.

En la actualidad, cada 6 de enero, tres policías montados y vestidos como los magos de Oriente, cabalgan por el centro de la ciudad llevando las tres ofrendas que depositarán en el Nacimiento levantado al costado o en el balcón de la Municipalidad.

Yonatan Beltrán / NetJoven