El expresidente de Estados Unidos Barack Obama ha alertado este miércoles de la división entre ciudadanos que genera el uso irresponsable de las redes sociales. “Uno de los peligros de Internet es que la gente puede vivir en realidades completamente diferentes”, ha afirmado en una entrevista realizada por el príncipe Enrique de Inglaterra para la BBC, en la que ha apelado a los líderes internacionales para hacer de la Red un “espacio común” y evitar que los usuarios se encierren dentro de un mundo de opiniones sesgadas.

Obama ha defendido Internet como un espacio de reunión entre múltiples y diversas voces, donde es importante encontrar puntos de vista en común para evitar una “balcanización” de la sociedad. El líder norteamericano no se imagina viviendo en un mundo en que los Estados controlen lo que las personas pueden decir, pero cree que las autoridades deben prevenir la difusión de informaciones falsas que distorsionan y simplifican la opinión de la gente sobre algunas cuestiones.

Aunque no ha hecho referencia explícita a Donald Trump, que emplea Twitter regularmente para lanzar amenazas e insultos, el exmandatario ha asegurado que las personas que ostentan cargos de poder deben ser cuidadosas a la hora de difundir mensajes virtuales. Liberado de sus responsabilidades políticas, Obama ha confesado estar “obsesionado” con entrenar a los nuevos líderes mundiales, a los que desea transmitir su experiencia política.

El primer presidente afroamericano de EE UU ha destacado la fuerza de las redes sociales para conectar a personas con los mismos intereses, al recordar la fuerza crucial de las nuevas formas de comunicación para su campaña de 2008. Asimismo, el líder ha recomendado a los usuarios que se enzarzan en discusiones y profieren insultos en la Red comunicarse fuera de ella. “Reúnanse en un pub, en un lugar de oración, en un vecindario y conózcanse”, ha aconsejado. “Es más difícil ser tan ofensivo y cruel en persona como la gente puede ser anónimamente en Internet”.

En la entrevista conducida por el príncipe Enrique, que ha ejercido de editor invitado en un programa radiofónico matinal de noticias de la BBC, Obama comparó su función presidencial con la de un corredor de relevos, consciente de “todo el trabajo que se quedó sin hacer” después de abandonar la Casa Blanca. Aunque ahora lleva una vida más relajada, el expresidente también confesó echar de menos su anterior cargo. “Nada puede igualar la adrenalina de estar en el terreno de juego”, argumentó.


LEAVE A REPLY