Quizá la idea de comer durante días lo que quedó de la cena navideña no nos ponga a brincar de emoción, pero qué tal si le damos un twist

La Navidad es una época hermosa de paz, amor, armonía, familia juntas y ¡muchísima comida!, además en esta temporada le hacemos honor a una de las tradiciones mexicanas más arraigadas: el recalentado, que no es más que seguir comiendo lo que quedó de la comilona del día anterior.

Quizá la idea de comer durante días lo que quedó de la cena navideña no nos ponga a brincar de emoción, pero ¿qué tal si le damos un twist y preparamos distinto los platillos de Nochebuena?

Aquí te van 5 ideas para aprovechar al máximo el delicioso recalentado:

Tortas y sandwiches

El pan es uno de los alimentos más nobles que pueden existir porque va bien con todo, así que ármate de unos buenos bolillos y llénalos de pavo, romeritos y demás delicias culinarias de temporada.

Tip: Añádele algún aderezo que vaya bien con la preparación y dale un toque diferente a tus emparedados.

Tapas

Si le quieres dan un toque europeo y con más tinte de botana a tus comidas, compra panes de sal pequeños y ponles un poquito de guisado. Le puedes añadir algún queso o aderezo para que los sabores se mezclen y te den por resultado un platillo distinto.

Tacos

Las tortillas no son muy comunes para las comidas navideñas, pero también le vienen bien a casi cualquier comida.

¿Qué tal unos deliciosos tacos de bacalao o de pierna?

Si te sientes dispuesto a la aventura, hasta podrías hacerlos dorados y añadirles salsa, crema y queso.

Wraps

El pan pita suave también es un gran complemento para muchos alimentos. Lo que puedes hacer es una ensalada con las verduras que más te gusten y añadir un poco de pavo, romeritos o cualquier otro platillo que haya quedado y lo puedes complementar con algún aderezo.

Ponche helado

Lo calientito del ponche viene bien para las frías noches de invierno, pero si lo ponemos en un gran vaso y le añadimos unos cuantos cubos de hielo, tendremos una refrescante y dulce bebida que podremos disfrutar a cualquier hora del día.