CONXA RODRÍGUEZ

El escritor Charles Dickens (1812-1870) es un clásico de la literatura inglesa sobre el que ahora se arroja nueva luz. En estas fechas coinciden el estreno de la película biográfica, El hombre que inventó la Navidad, y una exposición en su casa-museo de Londres sobre A ghost of an idea: unwrapping a Christmas Carol (El fantasma de una idea: descubriendo Un cuento de Navidad). El libro Un cuento de Navidad empezó como un artículo para denunciar el abuso del trabajo de menores y acabó como una novela cuyo tema continúa vigente al cabo de 170 años.

La exposición se presenta en el número 48 de Doughty Street, en el céntrico barrio de Bloomsbury, la primera casa familiar del autor quien se mudó allí en 1837 con su esposa Catherine y su primer hijo. Por entonces era un periodista que utilizaba el seudónimo de Boz. En la casa-museo escribió, además de Un cuento de Navidad, la famosa historia de Oliver Twist. Cuando abandonó la vivienda, que se había quedado pequeña al aumentar la familia, al cabo de tres años, Charles Dickens era ya un escritor de fama internacional que prescindía de seudónimos.

Cindy Sughrue, directora de la casa-museo Charles Dickens, dice que “el escritor inventó la Navidad en el sentido de difundir el rebozo de luces y árboles adornados, reuniones familiares, cánticos de villancicos, armonía vecinal y sentido religioso y moral, lo que se conoce como la parafernalia que envuelve la Navidad que no es, precisamente, el consumo que prevalece a día de hoy; fue el gran difusor de la Navidad”. En una visita a la casa-museo la directora destaca los muebles, ropa, manuscritos, libros, fotografías y objetos originales que pertenecieron al escritor que se convirtió en la primera pluma de la Inglaterra victoriana. La casa-museo reúne la mayor colección de objetos y enseres personales del escritor y su familia y continúa aumentando los almacenes porque no disponen de suficiente espacio para exhibirlo todo. Varios trajes que utilizan los actores en la película se exhiben por la casa-museo.

Charles Dickens fue el gran conocedor de Londres, a pesar de haber nacido en Portsmouth, costa sur de Inglaterra, y de haber fallecido en Higham, en la campiña del condado de Kent. Su conocimiento de la ciudad ha generado leyendas: le decían el nombre de una calle de la ciudad y no sólo identificaba a todos sus comerciantes sino que adivinaba cuantas pieles de naranja se esparcían por el suelo de dicha calle.

La casa-museo ha aprovechado el estreno de la película biográfica El hombre que inventó la Navidad y las fechas para montar una exposición sobre el libro Un cuento de Navidad cuya comisaria es Frankie Kubicki. “Cuando Charles Dickens llegó a vivir a Doughty Street los problemas de dinero le abrumaban porque no sólo él era un escritor desconocido sino que se tuvo que hacer cargo de las deudas de su padre que era un hombre muy poco cuidadoso con el dinero”.

La exposición sobre Un cuento de Navidad narra cómo empezó el libro que arranca de un artículo para denunciar el trabajo de menores que Dickens veía en una fábrica de Camden, cercana a Doughty Street. “La inspiración para Un cuento de Navidad procedía de un informe parlamentario sobre el abuso de menores en orfanatos y fábricas. Estos centros estaban cercanas a la casa, en cambio, la calle Doughty Street era un enclave de case media con la misma arquitectura que permanece hoy; cuando Dickens se asomaba a la ventana veía los mismos edificios que se pueden ver hoy”, asegura Frankie Kubicki. El libro se publicó antes de Navidad de 1843 y se vendieron 6.000 copias en la primera semana a la venta. La exposición estará abierta hasta el día 25 de febrero de 2018.

La novela Un cuento de Navidad no sólo es el tema de la exposición en la casa-museo sino que se presenta también en un montaje en el veterano teatro Old Vic de la orilla sur del río Támesis a su paso por el centro de Londres. Una nueva versión del texto clásico adaptada por Jack Thorne Rhyes y dirigida para el escenario por Matthew Warchus. La cartelera teatral presenta la obra de Charles Dickens hasta el día 20 de enero de 2018.

Además de la exposición citada antes, la película biográfica y la adaptación teatral, la BBC se ha apuntado también a la resurrección de Dickens para estas Navidades con su propia versión televisiva de Un cuento de Navidad que se emitirá estos días.