Diego Chirinos

El presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) apeló a afirmaciones que dejan interrogantes aún sin resolver en su explicación sobre los supuestos vínculos con Odebrecht. El Comercio las analiza a continuación:

“He declarado no tener ninguna relación como socio ni ejecutivo [de la empresa First Capital]”. Media verdad
​Efectivamente, el mandatario ha negado en reiteradas ocasiones que sea socio o ejecutivo de la firma First Capital Partners, la cual habría recibido pagos de Odebrecht por US$4’043.941 entre el 2005 y el 2013. Y, por lo menos hasta el momento, no existe información fehaciente para acreditar lo contrario.

Sin embargo, la condición de socio no es requisito indispensable para recibir ingresos vinculados a proyectos de Odebrecht. El propio presidente Pedro Pablo Kuczynski informó hace apenas unos días sobre una asesoría financiera que realizó en el 2012 como parte de la estructuración financiera del proyecto de irrigación H2Olmos, a cargo de la empresa brasileña. Fuentes de Palacio explicaron que esta asesoría fue brindada a través de First Capital Partners.

Tras el anuncio del mandatario y la entrega de información de Odebrecht, las preguntas ya no giraban –como en algún momento– en torno a si fue funcionario de First Capital Partners o no. Las interrogantes ahora están vinculadas a si PPK recibió parte de los poco más de US$4 millones entregados por Odebrecht a la firma de asesoría financiera del empresario chileno Gerardo Sepúlveda entre el 2005 y el 2013.

El jueves, Kuczynski mostró la factura presentada ante First Capital Partners por la asesoría vinculada a H2Olmos. Pero negó, sin adjuntar en este caso documentos específicos, que estuviera vinculado al resto de transacciones reportadas por Odebrecht ante la Comisión Lava Jato.

“Nunca estuve a cargo de la gestión ni administración de Westfield cuando ocupé un cargo público”. Falso
A diferencia del punto anterior, el presidente Pedro Pablo Kuczynski indicó que es el propietario de la empresa Westfield Capital. Esa firma recibió siete pagos de Odebrecht entre noviembre del 2004 y diciembre del 2007, por concepto de asesorías y reembolsos de gastos, por un total de US$782.207.

Si bien el jefe del Estado –ministro entre febrero del 2004 y julio del 2006– señala que en ese lapso dejó encargada la gestión de su empresa, documentos de los registros públicos del estado de Florida (Estados Unidos) sugieren lo contrario. Según la documentación recopilada por El Comercio, entre el 2004 y el 2007 Pedro Pablo Kuczynski continuaba figurando como directivo de Westfield Capital ante las entidades estadounidenses.

“El no estar encargado de la gestión o administración de la firma, además, no desestima que los recursos abonados por Odebrecht hayan ingresado a las cuentas de PPK. Él tiene que demostrar que ese dinero no le llegó o que lo devolvió”, señala el abogado penalista Luis Vargas Valdivia.

De comprobarse que el dinero abonado por Odebrecht a Westfield Capital entre el 2004 y el 2007 llegó al ahora presidente, podría ser acusado de infringir el artículo 126 de la Constitución.

Según la Carta Magna, los ministros en función no pueden gestionar “intereses propios o de terceros”. Tampoco pueden ejercer actividades lucrativas “ni intervenir en la dirección o gestión de empresas ni asociaciones privadas”.

“Los pagos de Odebrecht a Westfield corresponden a contratos que firmó el señor Sepúlveda, no yo”. Media verdad
​Para complementar su defensa relacionada a las asesorías de Westfield Capital, Kuczynski sostuvo que los acuerdos para brindar servicios a Odebrecht no fueron suscritos por él. Su socio, Gerardo Sepúlveda, sería quien firmó dichos contratos, según los documentos a los cuales aludió PPK el jueves.

“Pero aun ese escenario resultaría insuficiente para invalidar la existencia de presuntos vínculos entre su empresa y Odebrecht. No basta decir que no firmó”, señala Vargas Valdivia.

Ello ya que las supuestas firmas de Sepúlveda se habrían dado a nombre de Westfield Capital, compañía de Pedro Pablo Kuczynski, y no a título personal. En ese caso, los pagos por servicios brindados a Odebrecht habrían ingresado a las finanzas de Westfield Capital y no a las cuentas personales de Sepúlveda.

Por otro lado, tras realizar las asesorías a Odebrecht, la firma Westfield Capital transfirió dinero a la cuenta personal del hoy presidente de la República, información aún no explicada por quien fue ministro de Economía y primer ministro del gobierno de Alejandro Toledo.

Según un reporte bancario al que accedió este Diario, el 7 de diciembre del 2007 –poco más de un año después de que PPK dejara la función pública como ministro– Westfield Capital transfirió US$380.047 a la cuenta personal de Pedro Pablo Kuczynski en el Banco de Crédito del Perú (BCP).