Currículo escolar en debate: ¿son necesarios los cambios?

0
58

Fernando Alayo Orbegozo

El martes, el Ministerio de Educación (Minedu) anunció que se realizarán cambios en el Currículo Nacional de Educación Básica para que sea más entendible y aplicable en los colegios del país. El ministro Idel Vexler señaló que algunos puntos de la guía pedagógica tenían “mucho floro”, por lo que se requerían varias precisiones.

Uno de los cambios que propuso el sector consiste en complementar el texto de la competencia titulada “Construye su identidad”, que se encuentra en la página 45 de la guía. Específicamente, en el acápite “Vive su sexualidad de manera integral y responsable de acuerdo a su etapa de desarrollo y madurez”.

El Minedu plantea que en ese acápite podría decir: “Conocen su sexualidad según su desarrollo evolutivo, combinando las dimensiones biológico-reproductivas, socioafectivas y ético-morales”. El sector señaló que el enfoque de género se mantendrá en el currículo como un eje transversal.

En diálogo sostenido ayer con El Comercio, Vexler indicó que “el texto mejorado” de la guía estaría listo en marzo del 2018. “Tampoco es que se vaya a cambiar todo el currículo. Estamos en un proceso de reajuste y perfeccionamiento. De ninguna manera se elaborará una nueva guía”, aclaró.

—A consulta pública—
Sin embargo, ¿son realmente necesarios estos cambios? Para Jessica Tapia, experta en temas de educación y consultora de Grade, el currículo escolar puede modificarse, pero esto no debe hacerse constantemente, ya que la guía “podría volverse irrelevante”. Agregó que Vexler debe dar un mensaje de continuidad y estabilidad de la política curricular, además de precisar por qué sus modificaciones representarán un avance y no un retroceso.

“El ministro tiene que sustentar sus cambios. Para modificar algo, el sector debe contar con la evidencia necesaria: encuestas de insatisfacción con los textos, resultados negativos tras pruebas concretas, etc. De lo contrario, cualquier propuesta será poco pertinente”, dijo.

Por otro lado, Brenda Álvarez, abogada de Promsex, afirmó que un cambio mínimo en la guía podría generar una modificación estructural del enfoque de igualdad de género y de la lucha contra la discriminación a la mujer desde las aulas. “Vexler no ha brindado el contenido de su propuesta, por lo que en principio parece que no obedece a un entendimiento de la sexualidad integral”, señaló Álvarez.

Consultado sobre las razones que sustentan el reajuste, Vexler explicó que cualquier propuesta se hará “a partir de las observaciones y comentarios” que ha recogido directamente de los profesores en todo el país.

El ministro precisó que, una vez que se haya concluido con la elaboración de las modificaciones, estas serán consultadas con expertos en educación, maestros, directores de escuelas públicas y privadas. Para su aprobación, se requerirá la opinión del Consejo Nacional de Educación, de acuerdo a ley.

—¿Sin consenso?—
En agosto pasado, el Poder Judicial anuló parcialmente el enfoque de igualdad de género del currículo, luego de que evaluara una demanda interpuesta por el colectivo Padres en Acción (PEA), que consideraba que el Minedu no había consensuado con los padres un texto de la guía referido a la construcción de la identidad sexual.

Rodolfo Cotrina, vocero de PEA, indicó ayer que la modificación propuesta “es más de lo mismo”, ya que tampoco se ha coordinado con los padres de familia. “Es un maquillaje de los mismos conceptos controversiales”, agregó.

Al respecto, el titular del Minedu precisó que la participación de los padres en la educación sexual de los alumnos es imprescindible. “Sin embargo, también defenderemos la prerrogativa del ministerio de diseñar las políticas educativas. Hemos apelado la decisión judicial y estamos a la espera de que se resuelva el caso”, concluyó Vexler.


LEAVE A REPLY