El jefe del Pentágono, James Mattis, alertó hoy de que el último misil lanzado por Corea del Norte alcanzó un altitud “mayor” a cualquiera de los anteriores, por lo que pone en “peligro la paz mundial y regional”.

“(El misil) alcanzó mayor altitud, francamente, que cualquiera de los intentos anteriores que han llevado a cabo”, dijo Mattis en la Casa Blanca, donde sostenía un encuentro con el presidente estadounidense, Donald Trump.

Una vez más, el secretario de Defensa insistió en que los continuados ensayos de misiles norcoreanos “ponen en peligro la paz mundial y regional, y desde luego a los EE.UU.”.

El Pentágono informó que el misil se elevó 4.500 kilómetros, lo que representa la mayor altura alcanzada por un lanzamiento de Corea del Norte, superando en más de diez veces la altura a la que órbita la Estación Espacial Internacional.

“Este misil tendría un alcance más que suficiente para llegar a Washington D.C. y, de hecho, a cualquier parte de la zona continental de EE.UU.”, escribió en su blog All Things Nuclear David Wright, codirector de la Unión de Científicos Comprometidos, y citado por los diarios “The New York Times” y “The Washington Post”.

“Si estas cifras son correctas, si volase en una trayectoria horizontal en lugar de vertical, este misil tendría un alcance de más de 13.000 km”, agregó el científico.

La capital de Estados Unidos está a una distancia de 11.000 kilómetros de Corea del Norte.

Sin embargo, el científico piensa que para alcanzar tal altura, el misil norcoreano no llevaba una gran carga, es decir, transportaba una ojiva simulada ligera.

“Si es cierto que llevaba una carga ligera, entonces eso significa que no sería capaz de llevar una ojiva nuclear hasta esta larga distancia, ya que tal ojiva sería mucho más pesada”, señaló Wright.


LEAVE A REPLY