El Poder Judicial aprobó el pedido de la Fiscalía de impedir que la exalcaldesa Susana Villarán y el exfuncionario municipal José Castro puedan salir del país. Ambos son acusados de los delitos de lavado de activos y cohecho pasivo propio, por presuntamente haber recibido dinero de las empresas brasileñas Odebrecht y OAS para la compaña contra la revocatoria en 2013.

El plazo de impedimento de salida será contado a partir de la fecha y se cursarán oficios a Migraciones y las autoridades respectivas, a fin de que den por cumplida la orden.
Campaña del ‘No’

El Ministerio Público dispuso el inicio de una investigación preliminar contra Villarán y su exgerente municipal José Miguel Castro por presunto cohecho pasivo propio y lavado de activos en agravio del Estado, debido a los presuntos aportes de empresas brasileñas a la campaña del ‘No’ a la revocatoria. Por esta razón, el Ministerio Público solicitó al Poder Judicial el impedimento de salida del país de ambos exfuncionarios.

Según el aspirante a colaborador eficaz, Valdemir Garreta, la exalcaldesa acordó con Odebrecht y OAS un aporte de tres millones de dólares para financiar la campaña contra la revocatoria en 2013. En esa línea, el exoperador de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, aseguró que Villarán de la Puente lo llamó telefónicamente para agradecerle por el aporte.


LEAVE A REPLY