“La Unión Europea (UE) representa el 30% de la inversión extranjera que se desarrolla en el territorio peruano”, sostiene el jefe del eje comercial para América Latina. En entrevista, Jorgensen reconoció que la alianza entre ambas partes deberá promover también en mejorar el clima de inversión en Perú e incluso solucionar las deficiencias del mercado laboral.

Luego de casi cinco años de firmarse el TLC, ¿qué impresión tiene la Unión Europea de su relación con Perú?

Perú se ha convertido en un socio. Yo diría que es un aliado en comercio internacional, en apoyo al multilateralismo, en la lucha contra el cambio climático… es muy bueno ver cómo entró en vigor este TLC en un buen momento para ambas naciones.

Un capítulo del TLC desarrolla el tema laboral. ¿Qué medidas aplican ambas partes para promover la formalidad?

Lo que queremos con este acuerdo es apoyar las normas internacionales, reglas de la OIT. Lo que hay en el acuerdo es establecer un diálogo bilateral entre Perú y la UE. También cerrar un diálogo entre ambas partes con la sociedad civil. Pensamos que estamos avanzando. Se puede hacer más, pero es un camino en construcción. “Roma no se construyó en una semana” y es también porque existen bastantes desafíos en el mercado laboral peruano.

A largo plazo, ¿existe un cambio en los aranceles consignados en el TLC?

Todos los aranceles, sobre bienes determinados, se eliminarán después de 10 años para todos los productos industriales y para la gran mayoría de los agrícolas. Existen algunos aranceles específicos que se mantendrán como para el banano y el azúcar.

Hoy el intercambio comercial es de más de US$ 9.000 millones. ¿Cuánto más podría crecer pasados los 10 años?

Hemos visto que el comercio aumentó mucho en los primeros años en valor, ligado al precio de los commodities. Lo interesante es que, en un contexto donde las exportaciones peruanas al mundo cayeron cerca de 18%, las que iban directo a la UE cayeron menos que el resto del mundo. Solo 11%. Vemos que la naturaleza de las exportaciones peruanas es diferente porque los agrícolas toman fuerza y son más del 50% de los envíos de Perú a la UE. Los productos agrícolas son los que dan más trabajo, tienen mayor valor agregado y aportan a la diversificación de las exportaciones. Estamos seguros que crecerá aún más.

¿El Brexit realmente afectará a las exportaciones peruanas?

El Brexit es un tema largo. Por el momento, el Reino Unido queda como miembro pleno. Por ahora no afectará.

¿Cuál es el grado de inversión de la UE en el Perú?

La UE es el principal inversor extranjero en América Latina. Perú es un buen ejemplo de esto. El 30% de la inversión extranjera en Perú proviene de la UE. La UE invirtió US$ 10.000 millones en Perú en cinco años y pienso que hay potencial para mucho más. Estamos buscando cómo colaborar con la Alianza del Pacífico, en cómo se puede asegurar que las relaciones de inversión son estables y previsibles.

¿Qué falta en Perú?

Estamos intentando mejorar el clima de inversión a través de la implementación total del acuerdo. Queremos que mejoren las condiciones no solo para las grandes empresas, sino también para las pequeñas y medianas empresas.

Ustedes están trabajando en la economía circular. ¿Se ha buscado que Perú entre en dicha tendencia?

Es algo que no toca directamente al TLC, pero pienso que es momento de ver cómo mejoramos las relaciones con Perú en forma general. Siendo Perú un socio muy importante, deberíamos pensar en una relación más allá que el comercial y ser ambiciosos en los temas medioambientales. Tengo mucha confianza entre la relación de ambos países. En economía circular, ha sido Perú quien nos ha pedido explicar cómo hemos hecho para implementar esta legislación en Europa.


LEAVE A REPLY