El fiscal de la Nación Pablo Sánchez Velarde consideró que la denuncia constitucional presentada por el congresista fujimorista Daniel Salaverry está relacionada a la decisión de reaperturar la investigación por lavado de activos contra el ex secretario general de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez.

Sánchez Velarde y el fiscal Hamilton Castro, del Equipo Especial del caso Lava Jato Perú, fueron entrevistados en Cuarto Poder este domingo. Al ser consultado por la denuncia constitucional que afronta, el titular del Ministerio Público fue enfático.

Me he visto en la obligación a rechazar una denuncia que se ha hecho bajo términos equivocados, por no decir falsos. Mi función radica en que cada fiscal actué con autonomía en cada caso que tenga, yo no dirijo el trabajo de los fiscales. Son autónomos en la forma de investigar”, dijo inicialmente el fiscal de la Nación.

No investigamos a partidos políticos; somos respetuosos de los partidos políticos; investigamos a las personas”, agregó.

Al ser consultado por el motivo detrás de la acusación constitucional en su contra, Sánchez consideró que “no tiene ninguna duda” de que la denuncia se debe a raíz de la reapertura del caso Ramírez por el presunto delito de lavado de activos.

Caso Graña y Montero

De otro lado, Sánchez Velarde detalló que en el caso de las empresas vinculadas a Odebrecht, sí existe una indagación en curso. “Es una investigación reservada”, detalló.

“Contrario a lo que se afirma en la denuncia constitucional, sí existe una investigación contra las empresas consorciadas. Contra Graña y Montero y otras (…)”, sentenció.


LEAVE A REPLY