Comisión de Ética archivó denuncias contra fujimoristas

0
34

Bajo la conducción del secretario Eloy Narváez Soto (APP), la Comisión de Ética optó por mayoría archivar la denuncia contra el presidente de este grupo de trabajo, Juan Carlos Gonzales Ardiles (FP), al considerar que no se ha demostrado que este congresista recibió dos lapiceros de oro de parte de la parlamentaria Yesenia Ponce Villarreal a cambio de un favor.

Gonzales Ardiles negó la acusación y preguntó “¿cuál fue el favor entregado a Ponce?”.

Aun cuando el congresista Yonhy Lescano Ancieta (AP) solicitó investigar el hecho, esta denuncia fue archivada.

El siguiente caso no considerado fue el relacionado con el legislador Miguel Castro Grández (FP). Se le imputó haber cometido tráfico de influencias.

Úrsula Letona Pereyra (FP) indicó que la denuncia involucraba al padre del congresista y por tanto la indagación era innecesaria. Por su parte, Lescano Ancieta intervino para decir que la prescripción adquisitiva de dominio es un asunto de terceros, pero que habría que investigar.

Sin embargo, Letona Pereyra aseveró que la policía brindó seguridad a la diligencia de desalojo de acuerdo a la norma y que no hubo irregularidad.

Incluso el congresista Mauricio Mulder (APRA) agregó que el desalojo fue un hecho anterior a la elección de Castro y que una acusación de dos hojas no era suficiente para acreditar tráfico de influencias.

Nepotismo

Inmediatamente después se trató la denuncia contra el congresista Dalmiro Palomino Ortiz (FP).

El denunciante Wilber Aybar Villegas se ratificó en que Palomino Ortiz cometió nepotismo al contratar a Melissa Almengor, quien tiene una hija con Romel Palomino, hermano del acusado.

Aybar insistió en que Dalmiro Palomino conocía de esta relación. Fue entonces cuando la congresista Letona preguntó si Aybar tenía pruebas de ello. El testigo mostró fotos de un pasacalle en Apurímac donde se ve a los Palomino con Almengor y también dijo tener el acta de nacimiento de la hija de la pareja.

“Señor presidente, como apurimeños hemos presentado denuncias porque el lema del partido (FP) era ‘No a la corrupción’ y el congresista no lo ha cumplido al poner de asesora a su cuñada”, expresó Wilber Aybar.

A su turno, Dalmiro Palomino sostuvo que desconocía que su hermano tuviera una relación extramatrimonial.

“Melissa Almengor ha sido contratada por su talento profesional y fue presentada por un asesor de campaña”, justificó.

Luego se anunció al segundo testigo del caso: el abogado Jorge Zúñiga Huayta.

Operativo blindaje

Letona le recordó al presidente de la comisión que de acuerdo al reglamento había que someter a consideración del grupo de trabajo la presentación del testigo. Por votación se desestimó la participación.

Zúñiga Huayta salió de la sala indignado. “Este es el Parlamento de Fuerza Popular que tenemos. Quieren proteger al congresista”, reclamó.

La Comisión de Constitución también vio el caso de la congresista Yesenia Ponce sobre el pago que habría hecho por certificados de estudios.

Ella juró no haber hecho pago alguno. Acusó a su denunciante Aldo Rodríguez Uceda de insistirle para que lo ayudase a ocupar la dirección de Essalud en Chimbote y que detrás de él estaría un accesitario.

“El presidente denunciado dirigió el equipo técnico que lo investigó”

Yonhy Lescano, miembro de la Comisión de Ética, exigió que este grupo de trabajo debe cumplir una investigación adecuada, imparcial y transparente.

Señaló que si se hace una indagación con un equipo técnico respecto al presidente de la comisión y no se completa la pesquisa, entonces esta comisión está demás en el Parlamento Nacional.

“Hoy día he pedido que regrese el caso del presidente de la Comisión de Ética para que se complete la investigación y no han aceptado. Lo han archivado sin permitir que se hagan diligencias adicionales. Quien ha dirigido el equipo técnico encargado de la investigación es el presidente denunciado. Ha sido juez y parte. Queda un manto de duda”, sostuvo el congresista de Acción Popular.


LEAVE A REPLY