El feriado a mitad de semana

0
48

Este miércoles 1 de noviembre se celebra la festividad católica de todos los santos.

César Puntriano RosasiAbogado laboralista – Estudio Muñíz

Con la finalidad de recordar la indicada celebración, dicho día es considerado como feriado no laborable para el sector público y el privado, correspondiendo a los trabajadores el descanso remunerado. La regla entonces consiste en que el personal descansa y el empleador les paga el día de manera normal a finales de mes.

Sin embargo, existen actividades productivas que no paran en el feriado, y que tampoco deberían hacerlo, como los servicios esenciales (electricidad, agua, desagüe, telecomunicaciones, entre otras), algunas cuyo ritmo productivo lo impide (minería, industria, puertos, hidrocarburos) u otras cuyo ritmo se incrementa naturalmente como los restaurantes, hoteles, centros comerciales, etc. Para esos casos, y en general, cualquier supuesto en el que los trabajadores laboren durante el feriado, la legislación señala que aquellos percibirán, además del pago normal por el 1 de noviembre que se incluye en su remuneración mensual, un día adicional de pago equivalente al doble de su jornal diario regular. En otras palabras, quienes laboren este 1 de noviembre percibirán dos días adicionales de remuneración a fin de mes.

No se trata de un pago triple pues, reiteramos, el pago por el 1 de noviembre ya viene incluido en la remuneración mensual normal. Así, una opción, manejada por algunas empresas, consiste en otorgar al trabajador descanso pagado en otro día laborable, es decir, compensar la labor extraordinaria con descanso físico. Si ello ocurre, ya no se genera el pago doble adicional.

Tratándose de trabajadores cuyo turno se inicia el martes 31 de octubre y concluye el miércoles 1, la ley no considera que hayan trabajado en el feriado, por lo que no les corresponde pago adicional alguno a su jornal diario regular.

Feliz feriado.


LEAVE A REPLY