El Perú tiene el privilegio de contar con cerca de 20 tipos de cultivos de café, los cuales son cosechados por 223 mil familias agricultoras peruanas en cerca de 9 mil hectáreas ubicadas en 17 regiones del país.

Son estos números los que llevaron al Perú a posicionarse como el segundo productor y exportador de café orgánico en el mundo.

Según el Ministerio de Agricultura, la proyección de exportación al próximo año oscilaría entre US$ 750 y US$ 800 millones. Este resultado sería mayor al alcanzado en el 2016 (US$ 670 millones).

En síntesis, los resultados son positivos en el mercado global. Sin embargo, en territorio peruano, aún existe una ardua tarea por desarrollar.

En los últimos 10 años, los esfuerzos por promover el consumo del café en Perú llevaron el resultado per cápita de 650 gramos a 800 gramos.

Es un gran avance, pero aún se encuentra lejos de los  2 kilos que se consumen en Colombia y los 4 kilos de Brasil.

Para Lorenzo Castillo, gerente de la Junta Nacional del Café (JNC), el progreso en el consumo en Perú responde en gran medida al trabajo de las cooperativas cafetaleras.

“Han contribuido en generar una corriente favorable para el consumo interno del café. Sin embargo, aún estamos a la expectativa de generar una marca país que asocie al Perú con la calidad. Esto no solo sería beneficioso para el consumo interno, sino también ayudaría a mejorar la presencia a nivel internacional”, destacó.

Otra propuesta señalada por Castillo, en diálogo con La República, es aplicar un arancel de 10% a la importación de café instantáneo, que hoy oscila en 4 mil toneladas por un valor de US$ 50 millones. 

“Con la aplicación de este arancel podríamos generar fondos para que, a través del Consejo Nacional del Café, podamos promover el consumo”, alertó.

Esta y otras ideas se discutirán en la séptima edición del Expo Café, que se realiza hasta el sábado en el Parque de la Exposición.

En esta feria no solo se podrá degustar la variedad de café peruano, sino que también los productores podrán concretar ventas a través de la rueda de negocios con presencia de compradores de Canadá, México, Singapur, entre otros.

“Las ventajas del café peruano es que ha mejorado mucho la calidad de taza y se ha visto en dos cultivares tradicionales son los que se vienen diferenciando por sus bondades de aromas”, destacó.


LEAVE A REPLY