Uno de los anuncios más importantes en materia laboral que se efectuaron durante la reciente campaña electoral por parte del hoy partido de gobierno, fue el de la futura implementación de un seguro de desempleo. Nunca quedó del todo claro si el planteado seguro de desempleo reemplazaría a la compensación por tiempo de servicios (CTS) o se aplicaría paralelamente a este beneficio. Tampoco se especificó si se aplicaría a todos los trabajadores sin importar su antigüedad, o tan solo a los ingresantes con posterioridad a la fecha del probable cambio normativo.

Germán Serkovic
Abogado laboralista
La posibilidad de reemplazar a la compensación por tiempo de servicios por medio del mencionado seguro suscitó posiciones radicalmente opuestas. Opiniones favorables por parte de los empleadores que querían ver en la medida una disminución de los costos laborales; y profunda preocupación de los trabajadores que consideran intangible un beneficio con casi cien años de historia.

El tema ha quedado en suspenso. En recientes declaraciones, el ministro de Trabajo ha expresado que en la actualidad no se estarían dando las condiciones necesarias, debiéndose primero avanzar con el proceso de formalización para abaratar los costos del seguro de desempleo y hacerlo más eficiente. Todo seguro requiere de una “masa crítica”, esto es, de un número suficiente de aportantes para cubrir las futuras contingencias.

En nuestro medio, la altísima tasa de informalidad impide contar con la base mínima necesaria.

La informalidad, que en los momentos en los cuales el país pasaba por serias restricciones económicas, fue la tabla de salvación para muchas familias; hoy se yergue como un obstáculo para el desarrollo, más cuando la delgada línea entre la informalidad y la abierta ilegalidad se muestra imprecisa.

La CTS implica que poco más de un sueldo anual del trabajador se deposita en una cuenta individual para cubrir las contingencias de su cese. Lamentablemente, buena parte del fin previsional de la compensación se ha perdido, dado que tan solo cuatro sueldos quedan como intangibles.

LEAVE A REPLY