El huracán Ophelia, que se ha debilitado ligeramente tras su paso cerca del archipiélago portugués de las Azores, se dirige hacia Irlanda y Reino Unido con vientos máximos sostenidos de 105 millas por hora (165 kilómetros por hora), ha informado este domingo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos. Ophelia, de categoría 2, se ubica a 475 millas (765 kilómetros) al este de las islas portuguesas y a 965 millas (1.550 kilómetros) al sursuroeste de Mizen Head, en Irlanda, de acuerdo con el centro meteorológico, con sede en Miami.

El que ha sido el sexto huracán mayor de la actual temporada ciclónica en el Atlántico, tras haber alcanzado el sábado la categoría 3 de la escala Saffir-Simpson, se mueve a 35 millas por hora (56 kilómetros por hora) y mantiene su trayectoria hacia el noreste.

El huracán girará hacia el nornoreste la noche de este domingo y, en la ruta pronosticada, el ojo de Ophelia estará cerca de las costas de Irlanda el lunes, día en que el CNH prevé que Ophelia se convierta en “un poderoso ciclón post-tropical con vientos con fuerza de huracán”.

Los vientos huracanados de Ophelia se extienden hasta 45 millas (75 kilómetros) desde su centro, mientras que los vientos de tormenta tropical llegan hasta las 150 millas (240 kilómetros) desde el centro.

Ophelia dejará acumulaciones de lluvia de entre dos y tres pulgadas (entre 50 y 75 milímetros) sobre el oeste de Irlanda y Escocia hasta el próximo martes, alerta en su más reciente boletín el CNH.

Es el sexto huracán mayor de esta activa temporada ciclónica en la cuenca atlántica, tras Harvey, María, Irma, Lee y José. Es, además, la décima tormenta tropical que se convierte en huracán de manera consecutiva en el Atlántico, lo que supone una marca histórica que no se repetía desde hace más de un siglo.


LEAVE A REPLY