Space X, la compañía del inversor, inventor y empresario sudafricano Elon Musk, ha anunciado este viernes que ha reducido el tamaño del cohete espacial que está desarrollando para volar a Marte. La intención de la compañía es empezar la construcción de la nave en los primeros seis meses de 2018 para viajar al planeta rojo en el año 2022.

En esta primera travesía está previsto que el cohete espacial solo transporte carga, pero que dos años después, en 2024, se realice una misión tripulada por personas, según ha dicho Musk en una conferencia en la ciudad australiana de Adelaida. La primera misión humana destinada a Marte de la Nasa, sin embargo, no se espera hasta una década después.

La reducción en el tamaño del cohete es una novedad en la misión de SpaceX. En un principio, la compañía tenía previsto usar un juego de varios vehículos espaciales para colonizar Marte. La misión estaba prevista que comenzase en 2018 con una cápsula no tripulada llamada Dragón Rojo, pero la empresa ha anunciado este viernes que se va a centrar solo en una nave más corta y estrecha. “Queremos tener un solo sistema. Si podemos hacerlo, entonces todos nuestros recursos se podrán aplicar a este mismo sistema. Me siento bastante confiado en que podemos completar la construcción de la nave y estar listos para el lanzamiento en unos cinco años”, ha dicho Musk.

El cohete que tienen previsto construir sería capaz de volar directamente desde la Tierra a Marte, podría transportar hasta a 100 pasajeros y sería, en parte, reutilizable. Otra de las características de las que ha presumido Musk durante su conferencia es la posibilidad de que la nave se use para viajar por la propia Tierra.

Marte está 225 millones de kilómetros de la Tierra y llevar por primera vez a personas allí es un objetivo ambicioso. El viaje duraría, según los cálculos de compañías como SpaceX, de seis a nueve meses. Esta empresa de Musk es una de las que fundó con el objetivo de colonizar Marte, uno proyecto privado y financiado con fondos públicos que compite en la carrera espacial por llegar al planeta rojo. Una certeza de la misión son los trajes espaciales que vestirán los astronautas durante el viaje: SpaceX los presentó el pasado agosto, y son de un material fino y liviano, con un diseño blanco y negro de líneas rectas y cortes geométricos.

Otro viaje a Marte

La compañía australiana Lockheed Martin también ha anunciado este viernes sus planes para un viaje tripulado a Marte alrededor de 2030. La empresa ha revelado los dibujos conceptuales de una estación espacial orbitando alrededor del planeta rojo y embarcaciones para llevar a cuatro astronautas a la superficie del planeta.

“Sabemos que es frío, es bastante inhóspito, así que empezamos con los robots y luego bajamos con estos aterrizadores“, dijo Rob Chambers, director de estrategia de vuelo espacial de Lockheed en una entrevista. Chambers no aclaró la fecha de la misión, pero podría tratarse de una expedición conjunta con la NASA que tiene como objetivo llegar a Marte durante la década de 2030.


LEAVE A REPLY