Judicaturas optimizarán justicia en favor de víctimas.

Los poderes judiciales del Perú y Ecuador se comprometieron a tomar acciones para contrarrestar la trata de personas y optimizar el servicio jurisdiccional en favor de las víctimas, garantizándoles su efectivo acceso a la justicia.

Fue al suscribir la Declaración de Tumbes como corolario del Encuentro Binacional Perú-Ecuador sobre Trata de Personas, realizado en esa ciudad con la participación de más de 300 operadores de justicia de ambos países.

Protección y control

El Perú y Ecuador propiciarán el intercambio de experiencias judiciales mediante actividades conjuntas para la capacitación permanente de los operadores de justicia, y mejorar la justicia en materia de trata de personas y protección de víctimas.

En la declaración, los poderes judiciales del Perú y Ecuador recomiendan que la entrevista única a la víctima de este delito la realice un psicólogo en un ambiente amigable, con el auxilio de instrumentos tecnológicos; evitando la presión emocional y la revictimización, y promoviendo las entrevistas en la Cámara Gessell.

También proponen la creación de juzgados especializados en trata y delitos conexos, fomentando su articulación con las instituciones vinculadas a su prevención, investigación y sanción. Instan a las autoridades competentes a controlar permanentemente las fronteras, así como las agencias de transporte y de empleo, cuando haya movilización de niñas, niños, adolescentes, mujeres y hombres víctimas del delito.

Las acciones de prevención, investigación y sanción de la trata están acordes con el Protocolo de Palermo y las 100 Reglas de Brasilia de la Cumbre Iberoamericana de Justicia del cual forman parte Perú y Ecuador.

Estas acciones se ejecutan mediante el Plan Nacional de Acceso a la Justicia de Personas en Condición de Vulnerabilidad 2016-2021, en concordancia con los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Suscribieron la declaración la jueza suprema Janet Tello Gilardi, presidenta de la Comisión Permanente de Acceso a la Justicia de Personas en Condición de Vulnerabilidad y Justicia en tu Comunidad del Poder Judicial del Perú, y Arturo Márquez Matamoros, director provincial del Consejo de la Judicatura de la Provincia de El Oro-Ecuador.

Los poderes judiciales del Perú y de Ecuador se comprometieron a tomar acciones para contrarrestar la trata de personas y optimizar el servicio jurisdiccional en favor de las víctimas, garantizándoles su efectivo acceso a la justicia.

Fue al suscribir la Declaración de Tumbes como corolario del Encuentro Binacional Perú-Ecuador sobre Trata de Personas, realizado en esa ciudad, con la participación de más de 300 operadores de justicia de ambos países.

Protección y control

El Perú y Ecuador propiciarán el intercambio de experiencias judiciales mediante actividades conjuntas para la capacitación permanente de los operadores de justicia, y mejorar la justicia en materia de trata de personas y protección de víctimas.

En la declaración, los poderes judiciales de los dos países recomiendan que la entrevista única a la víctima de este delito la realice un psicólogo en un ambiente amigable, con el auxilio de instrumentos tecnológicos; evitando la presión emocional y la revictimización, y promoviendo las entrevistas en la cámara Gessell.

También proponen la creación de juzgados especializados en trata y delitos conexos, fomentando su articulación con las instituciones vinculadas a su prevención, investigación y sanción. Instan a las autoridades competentes a controlar permanentemente las fronteras, así como las agencias de transporte y de empleo, cuando haya movilización de niñas, niños, adolescentes, mujeres y hombres víctimas del delito.

Las acciones de prevención, investigación y sanción de la trata están acordes con el Protocolo de Palermo y las 100 Reglas de Brasilia de la Cumbre Iberoamericana de Justicia del cual forman parte el Perú y Ecuador.

Estas acciones se ejecutan mediante el Plan Nacional de Acceso a la Justicia de Personas en Condición de Vulnerabilidad 2016-2021, en concordancia con los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Firmaron la declaración la jueza suprema Janet Tello Gilardi, presidenta de la Comisión Permanente de Acceso a la Justicia de Personas en Condición de Vulnerabilidad y Justicia en tu Comunidad del Poder Judicial del Perú, y Arturo Márquez Matamoros, director provincial del Consejo de la Judicatura de la provincia de El Oro, Ecuador.

Impacto

La Declaración de Tumbes debe constituir una pauta para también suscribir similares pronunciamientos con los poderes judiciales de Chile, Bolivia y Brasil, indicó el decano del Colegio de Abogados de Lima (CAL), Pedro Angulo Arana, quien saludó la firma del documento. Esto, atendiendo a que en las zonas de frontera raptan a adolescentes para trasladarlos a otros países. Como medida para contrarrestar la trata de personas, también sugirió la instauración de fronteras vivas mediante inversiones.


LEAVE A REPLY