Christian Ninahuanca
Enviado especial a Arequipa

Entrevista. El Estado busca generar valor en los recursos naturales y que al mismo tiempo se beneficie a los pobladores de las zonas de influencia de la actividad extractiva. Toda la dinámica de políticas públicas tiene que basarse en evidencia científica y técnica.

–¿Cuánta receptividad observa en la industria minera para tratar los temas ambientales?

–Si queremos inversiones sostenibles no se puede dejar de abordar el tema ambiental. Muchas empresas mineras y de hidrocarburos internacionales lo incorporan como parte del trabajo permanente en sus organizaciones, porque ahora lo precisa el enfoque de responsabilidad social empresarial.

El cumplimiento de las regulaciones ambientales, asimismo, no son solo locales sino también del país de origen de esas empresas, que les dan un mandato de trabajo, pues actualmente el mercado tiene consumidores que exigen respeto del medioambiente.

–¿Debemos seguir la tendencia?

–La tendencia mundial avanza a que el tema ambiental no sea un apéndice de lo que debemos cumplir, sino parte de un nuevo tipo de empresa y de empresarios, algo que el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, también quiere para que las inversiones sean sostenibles y responsables socialmente. Se busca que sean capitales de largo plazo, que permitan el crecimiento y el desarrollo del país.

–¿Cómo contribuirán a un mayor dinamismo de las inversiones las medidas aplicadas por su gestión?

–Nuestro enfoque considera los tres aspectos del desarrollo sostenible: económico, social y ambiental, pero eso implica encontrar un adecuado balance de esos componentes, porque uno solo no genera bienestar.

Esa visión apunta a generar valor en los recursos naturales y a que beneficie a los pobladores de las zonas de influencia de la actividad extractiva. Por ello, toda la dinámica de las políticas públicas tiene que basarse en la evidencia científica y técnica, además de darse una buena comunicación con los actores y trabajar de manera articulada, algo que estamos haciendo en el Poder Ejecutivo.

–¿Así se trabajó la modificación de los estándares de calidad ambiental?

–En el caso de los estándares de calidad de agua y aire que emitimos hasta ahora, a los que se sumarán la próxima semana los de suelo y sitios contaminados, buscamos base científica y técnica para el establecimiento de los modelos con un enfoque de gradualidad, porque debemos reconocer que no podemos ser Suiza en un día, entonces tenemos que hacer educación ambiental para los ciudadanos y las empresas de tal manera que se entienda que el cumplimiento de la normativa ambiental los hará más competitivos.

Por tal motivo, trabajamos para que la legislación sea mucho más clara, transparente y simple, porque antes para evaluar un estándar de aire teníamos que utilizar cuatro normas, y ahora solo nos concentramos en una donde está todo articulado y con respaldo técnico.

–¿Cómo podría mejorarse el sistema de evaluación de impacto ambiental?

–Trabajamos una modificación del reglamento del sistema de evaluación de impacto ambiental. Hay varios temas por precisar, pues había una normativa, pero no los elementos, criterios y lineamientos para que se puedan aplicar en los estudios de impacto ambiental (EIA) detallados sectoriales. Eso es lo que ahora estamos haciendo, porque no queremos que la normativa esté solo en papel, sino que se aplique.

–Pero la idea también sería recortar los tiempos para agilizar los proyectos…

– Los estudios de impacto ambiental de proyectos de gran envergadura están a cargo del Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace), que está reduciendo los tiempos, pues ya no tenemos los EIA enciclopédicos. Ahora son más analíticos y van a lo prioritario, para lo cual la Ventanilla Única de Certificación Ambiental está funcionando bien, porque los estudios de impacto ambiental ahora se aprueban en solo seis meses, cuando antes se demoraban entre dos y tres años.

En dos años evaluarán EIA en todos los sectores

La ministra Galarza anunció que en dos años el Senace tendrá a su cargo la evaluación de los EIA de todos los sectores económicos.

Explicó que la entidad evalúa los EIA de los proyectos con altos montos de inversión, los cuales pasan por la Ventanilla Única de Certificación Ambiental, que es un mecanismo de simplificación administrativa.

“El Senace actualmente evalúa los EIA de los sectores minería, energía y transportes, que acaba de ser incorporado, además pronto se sumará agricultura”, anunció.

Destacó que el Gobierno trabaja articuladamente con sus distintos sectores a fin de conseguir inversiones sostenibles de largo plazo, las cuales implican los componentes económico, social y ambiental.

“En el Ministerio del Ambiente trabajamos con los demás sectores, con el objetivo de lograr inversiones sostenibles y de largo plazo, porque es la única garantía de que en el 2021 podamos tener un país en crecimiento y cada vez más moderno”, afirmó.

Por otro lado, la ministra consideró que las compensaciones ambientales deben “tratar de no registrar una pérdida neta de biodiversidad”.

LEAVE A REPLY