Liagnys Morales Quesada

Cuando a alguien le hablan de comida cubana, inmediatamente piensa en un plato: Ropa Vieja. Hay muchos que creen que surgió en nuestro país, sin embargo, descubrimos en varios artículos de la red de redes que esta especialidad tiene sus orígenes en las Islas Canarias, España.

Los inmigrantes canarios fueron los responsables de llevar a Cuba la Ropa Vieja. Este plato es también popular en países del Caribe como Panamá, Puerto Rico y la República Dominicana.

Cuenta que la historia que inicialmente el plato estaba confeccionado por restos de comida, pero luego se transformó en otro más sabroso que contenía carne desmenuzada con garbanzos y patatas.

En su país de origen se prepara de diferentes maneras, a veces preparan la receta carne de res, pollo o cerdo, en otras ocasiones la hacen con una combinación de cualquiera de los tres.

Sin embargo, en Cuba, la receta se prepara exclusivamente con carne de res, además, otra característica de la Ropa Vieja cubana es que no lleva ni papas ni garbanzos, solo la carne “ripiada” con una base de salsa de tomate y abundantes especias.

Alrededor de este plato se mueven muchas historias. Unas dicen que surgió porque un pobre señor no tenía qué darle de comer a sus hijos y cocinó unas ropas viejas que tenía y con eso cenaron.

Otras narran que un señor, al llegar a su casa, recogió ropa vieja de su closet y salió a venderla para poder alimentar a su familia pues no había reunido en el trabajo dinero suficiente para comprar comida.

Pero más allá de lo que cuente la historia y del lugar donde se dice que surgió este delicioso plato, ya forma parte del arte culinario cubano. Lo cierto es que el que visita Cuba y lo prueba tiene la posibilidad de llevarse, consigo y para siempre, el sabor de nuestro país.


LEAVE A REPLY