La inevitable renuncia de todo el gabinete ministerial, que encabeza el premier Fernando Zavala, fue tomada por muchos sectores de distinta manera. Los empresarios del rubro minero no son ajenos a este golpe a la gobernabilidad dada por el Congreso que negó la cuestión de confianza a todos los ministros del presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Los mineros confían en que la situación política del país mejore. Pedro Cárdenas, director del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), señaló que la minería no parará en el país porque existen compromisos asumidos a largo plazo. Resaltó que se deben destrabar los proyectos para garantizar el desarrollo de la economía peruana.

“Esta coyuntura es temporal, las cosas se van a tener que acomodar por el bien del país y de la población”, dijo.

Conminó al Gobierno que sea práctico para que proyectos como Zafranal, Tía María (Arequipa), Quellaveco (Moquegua), se desarrollen a la brevedad.

“Los proyectos tienen una sucesión. Primero es la exploración, luego el desarrollo y sigue la explotación. Actualmente, tenemos una cantidad de proyectos con factibilidad que deben ser impulsados, caso Tía María”, dijo.

La presidenta de Perumin 33- Convención Minera, Eva Arias de Sologuren, tiene la misma opinión que Cárdenas: El desequilibrio que se está viviendo en el país es pasajero.

“Hay que fortalecer la institucionalidad del país para garantizar la gobernabilidad. Con la buena fe de las partes estoy segura que esto se superará muy rápido”, señaló.

Ambos funcionarios no quieren pensar en la posibilidad de que se cierre del Congreso, “pues sería perjudicial para la democracia”. Cárdenas aseguró que con esta medida los proyectos se retrasarían, mientras que Arias sostiene que no es una actitud propia de siglo XXI.

Por su parte, el gerente general del IIMP, Gustavo Luyo, consideró que esta situación gubernamental puede ahuyentar la inversión minera en el país y generar brechas económicas muy difíciles de recuperar.


LEAVE A REPLY