Viajeros Callejeros Perú

 

Imagina un paraje en medio de un desierto interminable, donde el agua, la vegetación y un impresionante paisaje están presentes. Todo esto es el oasis de Huacachina, una parada imprescindible en Perú.

Qué es Huacachina

Se conoce como oasis un lugar, en medio del desierto arenoso, en el que podemos encontrar vegetación y en alguna ocasión, manantiales. Esto es precisamente Huacachina, un oasis que podemos encontrar en medio del desierto peruano.

Qué es Huacachina- Destino Sudamérica

A Huacachina se le conoce también como el “Oasis de América”, ya que es uno de los pocos oasis naturales que podemos encontrar tanto en Norteamérica como en Sudamérica.
Si bien es cierto que a día de hoy este oasis se ha convertido en uno de los destinos más concurridos de Perú (Oficina de Turismo de Perú) y por lo tanto ha perdido un poco de la paz que se respiraba antaño, no deja de ser una parada imprescindible en Perú, donde poder cargar energías, disfrutar de un paisaje único y si quieres, practicar algún deporte, que seguro sacará toda tu adrenalina.

Cómo llegar a Huacachina

La mejor forma de llegar a Huacachina es volar a Lima con Lan  y desde allí, con transporte local trasladarse hasta Ica, puerta de entrada a Huacachina y que también merece una visita de unas horas, sobretodo a su Museo Regional. Desde allí un taxi hasta el “oasis de Perú” es la opción más cómoda y también más rápida de llegar. No te costará más de 15 soles, por lo que es una opción a tener en cuenta si vas a hacer solo una visita de unas horas y sois más de uno para repartir gastos.

Cómo llegar a Huacachina- Destino Sudamérica

Si sólo dispones de unas horas, también se puede visitar el oasis de Huacachina en un día, desde Paracas, como parada intermedia camino de Nazca, siendo esta una ruta turística muy habitual en esta zona, ya que es una de las maravillas de Perú.

Dedicar unas horas por la tarde, que incluyan un inolvidable atardecer en las dunas, antes de coger un autobús a Nazca es posible, y te aseguramos que no te arrepentirás de haber tomado la decisión.

Qué puedo hacer en Huacachina

Pese a lo que pueda parecer, en el oasis de Huacachina se pueden hacer muchas más cosas de las que puedas pensar a simple vista. Te dejamos algunas de las que seguro, más de una te sorprenderá:

  • Simplemente disfrutar del oasis, ni más ni menos

Esta es una de las cosas que debes hacer sí o sí. Dar la vuelta al oasis completo no te llevará más de 30 minutos, aunque podemos asegurarte que si te vas parando a hacer fotos y disfrutarlo de verdad, el paseo puede llevarte algo más de una hora.

  • Subirte en un buggy y descargar adrenalina

Este es uno de los motivos por los que mucha gente llega hasta el oasis de Huacachina: subirse en un buggy y descargar toda la adrenalina que ha acumulado durante años. Los buggy son una especie de cochecitos que pueden subir las dunas de arena sin ningún problema a toda velocidad. El resto ya puedes imaginártelo, ¿verdad?

Hace un tiempo empezaron a proliferar las empresas de buggies en Huacachina y con ellas la libre competencia de precios. Ahora, se han puesto de acuerdo entre todas las compañías para ofrecer los mismos precios y así evitar mercados negros y hacerse daño entre ellos mismos. El precio de un tour por las dunas, con la posibilidad de practicar sandboarding y disfrutar del atardecer entre las dunas es de unos 60 soles si lo queréis privado (el buggy para vosotros solos) o 40 soles si queréis ir en grupo.

  • Practicar sandboarding

Tanto puedes practicarlo si decides hacer una excursión en buggy por el desierto, como animarte a hacerlo por libre (no os olvidéis que puede ser peligroso, por lo que os recomendamos que tengáis una mínima experiencia antes de hacerlo por libre). Podéis alquilar la tabla en alguno de los locales del oasis, esperar el mejor momento del día, el atardecer es genial, no sólo por el increíble paisaje si no también porque es el momento en el que empieza a refrescar y lanzarse a la aventura y lanzarse a la arena.

Dunas en Huacachina- Destino Sudamérica

  • Contemplar uno de los atardecer más bellos del mundo

Si te gustan los atardeceres te prometemos que en el oasis de Huacachina vivirás uno de los más especiales que hayas tenido la suerte de contemplar.

Pararse en una duna a esperar que empiece a bajar el sol, contemplando un baile de colores que parece no tener fin, es sin lugar a dudas una de las experiencias que no olvidarás de tu viaje a Perú.

Atardecer en las dunas de Huacachina- Destino Sudamérica

Merece la pena quedarse a dormir aquí

Aquí podemos encontrar una gran diversidad de opiniones. Nosotros nos decantamos por decidir si merece la pena o no quedarse a dormir en Huacachina basándonos en el tiempo que tengamos.

Si tenéis una noche para poder hacerlo, no os lo penséis, Huacachina os está esperando. Sabemos que es un lugar muy turístico, pero a medida que avanza la tarde, el oasis empieza a quedarse mucho más solitario. La sensación de rodearlo, paseando bajo las últimas luces del día, os aseguramos que no tiene precio y si quieres un poco de fiesta, te aseguramos que también puedes encontrarla en cualquiera de los locales que lo rodean.

Atardecer en Huacachina- Destino Sudamérica

LEAVE A REPLY