Tomás nació en la ciudad italiana de Aquino en 1224. Hijo de una familia acomodada, estudió primero en el monasterio de Montecasino. A los 18 años, contra la voluntad del padre y hasta perseguido por los hermanos que querían secuestrarlo, decidió ingresar a la Orden de los Dominicos. Sus grandes dotes de humildad hicieron que al principio, su inteligencia y saber pasasen desapercibidos.

Sus condiscípulos decían que era silencioso y tímido, pero nuestro santo les demostró a todos que estaban equivocados. Terminó sus estudios con honores y escribió uno de las obras más famosas del mundo: la Suma Teológica, en la que probaba la existencia de Dios.

Su doctrina. En sus escritos, San Tomás plantea que todo efecto tiene su causa y que es imposible afirmar una cadena infinita de causas. Por lo tanto, se llega a la conclusión de una primera causa incausada, o causa sui, a la que llama Dios. Fue así que demostró racionalmente la existencia de Dios.

Santo Tomás de Aquino falleció en 1274 y fue canonizado por Juan XXII en 1323. A fines del siglo XIX, el Papa León XIII hizo de su sistema el principio de toda la ideología católica.


LEAVE A REPLY