Todos los caminos llevan a J. R. R. Tolkien y el rock and roll no es la excepción, así lo demuestran las letras del gigante británico, Led Zeppelin. Robert Plant y Jimmy Page se encargaron de plasmar en su obra las ideas, mundos y personajes de El Hobbit y El Señor de los Anillos.

Plant, una de las voces más potentes del rock y quien sentó las bases del heavy metal, es un apasionado lector del trabajo de Tolkien, principalmente, por la relación que guarda el autor con antiguas mitologías, así como con enigmas filosóficos y religiosos.

Son varias las letras en las que Plant y Page mostraron su gusto por el escritor británico, sin embargo, es Ramble On la canción en la que se refieren a la obra de Tolkien con mayor fuerza, al grado de ser una paráfrasis en algunas partes de la pieza contenida en el álbum Led Zeppelin II.

Ramble On parafrasea las primeras líneas de Namáire, un extenso poema escrito por Tolkien en una lengua creada por el mismo. “¡Ah! ¡Como el oro caen las hojas en el viento!”, se lee en la primera línea, mientras que la canción de Led Zeppelin dice “Las hojas caen por todas partes”. Se trata de un sutil giño que da entrada a claras referencias a El Señor de los Anillos.

“Como años atrás, cuando el aire se llenaba de magia, en las profundidades más oscuras de Mordor, conocí a una chica muy hermosa, pero Gollum y el Maligno surgieron sigilosamente y escaparon con ella”, señala una de las estrofas de esta particular canción que nunca fue interpretada en vivo hasta 2007.

“Mordor” en un país ficticio correspondiente al universo creado por Tolkien, “El Maligno” es una clara alusión al Señor oscuro Sauron y, finalmente, Gollum, el personaje que sufrió una transformación física y mental por la influencia del anillo.

Otras de las canciones de Led Zeppelin en las que, principalmente, Plant hizo referencia a la obra de Tolkien son Bron-Y-Aur Stomp, Over the Hills and Far Away o The Battle of Evermore; y en el título de la canción Misty Mountain Hop.

El gusto de Plant por la obra de Tolkien lo llevó a bautizar a su perro con el nombre de Strider, uno de los sobrenombres de Aragorn en El Señor de los Anillos, incluso en Bron-Y-Aur Stomp, el vocalista narra una especie de paseo reflexivo por el bosque, acompañado de su mascota.

Aunque la mitología de Tolkien es la que más influenció al músico, a lo largo de su carrera también ha mostrado y plasmado en sus letras el interés que tiene por leyendas celtas contenidas en antiguos pergaminos guardados en viejas bibliotecas de Gales.

Sobre mitología galesa, Plant podría ser considerado un estudioso de las obras Libro negro de Carmarthen y el Libro de Taliesin, así como Magic Arts in Celtic Britain de Lewis Spence, obra de donde el vocalista se inspiró para componer la icónica Stairway to Heaven.

Plant, quien nació en Inglaterra, compró con el tiempo una casa en Gales, para poder acudir a las bibliotecas de la provincia galesa de Sowdonia. Además, el vocalista nombró a su hijo Karac, en honor a Caratacus, el líder de los soldados celtas que combatieron contra los romanos; el pequeño murió cuando tenía cinco años por una rara enfermedad estomacal.

Plant y Page compartían su pasión por Tolkien, sin embargo, mientras el vocalista se decantaba por temas de mitología galesa y nórdica, el guitarrista se acercaba más a asuntos relacionados con el ocultismo y la magia negra.

Pero no todo eran temas complejos con estos músicos, en muchas ocasiones, tanto Page como Plant, simplemente tomaban las insinuaciones y metáforas de tono sexual de la música blues, lo que finalmente convirtieron al gran zepelín en una de las bandas más influyentes en la historia del rock.


LEAVE A REPLY