Daniel Marranghello

El arte y los artistas merecen respeto, quienes promueven el arte y la cultura deben actuar seriamente y éticamente, tienen que presentar las obras artísticas en las mejores condiciones respetando las leyes de derechos de autor y las normas estéticas.

En el caso del arte cinematográfico para promover la cultura cinematográfica y el arte cinematográfico se deben presentar las películas de los grandes maestros en versión original, en el formato original y en versión íntegra. Si la película se filmó en formato de cine de 5 mm, también debe presentarse en ese formato. Otros formatos pueden usarse en funciones privadas para estudiantes o para que los aficionados las vean en sus casas.

Sin embargo, en el país sistemáticamente se realizan exhibiciones públicas de películas de grandes directores como Kubrick en videoproyecciones en DVD, lo que constituye una profanación del arte cinematográfico y un irrespeto a la memoria de grandes creadores cinematográficas. Individuos oportunistas, tramposos, sin escrúpulos, anuncian públicamente que realizan proyecciones de “cine” cuando lo que hacen es una simulación, una falsificación, un engaño, porque, en vez de proyectar cintas cinematográficas de 35 mm, realizan videoproyecciones con baratas versiones de esas películas en DVD. El DVD es un formato digital doméstico para ser visto en el televisor de la casa.

La imagen de un DVD es muy inferior en calidad visual a la imagen de la película original en formato de cine analógico fotoquímico de 35 mm. Y al realizar la videoproyección de un DVD en pantalla grande se degrada nuevamente la calidad visual de la imagen. La textura visual, los colores, los contrastes luminosos se distorsionan con la proyección del DVD.

A muchos espectadores incautos los engañan con estas supuestas proyecciones de cine, que son una simulación con un videoproyector barato de un DVD barato.

Es una estafa artística, una aberración artística, un acto vandálico, incivilizado, contra la cultura. A los sujetos que organizan as videoproyecciones no les interesa el arte del cine, les interesa únicamente el contenido narrativo de las películas y los valores ideológicos que transmiten.

Son gente ignorante, insensible, que no pueden apreciar el cine como arte visual. No les importa la calidad de la imagen de la película, les interesan la trama, la narración, los personajes y los diálogos. No conocen de estética ni de teoría cinematográfica, no les interesa la ética o el respeto a las leyes de derechos de autor, ni tampoco les importa lesionar el derecho moral del creador artístico cinematográfico.

Son oportunistas, que buscan aprovecharse parasitariamente de la fama de grandes directores. Seleccionan películas célebres de la historia del cine de grandes directores para impresionar, para hacer creer que están realizando un gran trabajo a favor de la cultura cinematográfica.

El tomar un DVD y videoproyectarlo no tiene ningún mérito, no requiere mayor esfuerzo, en cambio hacer gestiones con países extranjeros para traer al país películas de grandes maestros del arte del cine en versión original, en cintas analógicas fotoquímicas en formato de 5 mm, para proyectarlas en cine, sí es meritorio. Los espectadores deben rechazar esta falsificación de las videoproyecciones en DVD y los periodistas no deben promover ni apoyar esas execrables videoproyecciones.


LEAVE A REPLY