El arroz basmati es uno de los arroces aromáticos más consumidos en el mundo y es la variedad mas utilizada en la India. Su nombre en hindi significa fragante o reina de las fragancias, este tipo de arroz se caracteriza por ser perfumado y por su delicado sabor, su grano es fino, alargado y que tras su cocción aumenta el doble su tamaño
La India y Pakistán son los mayores cultivadores y exportadores de este variedad, aunque actualmente se cultiva en todo el mundo, incluso en el Delta de l’Ebre. El origen de este arroz se encuentra en las laderas del Himalaya hace centenares de años.

El arroz Basmati puede variar del blanco más impoluto al marrón oscuro, podemos encontrar el grano blanco y el integral, que nos proporcionan ese embriagador aroma debido a que contiene 0,09 partes por millón de una sustancia química denominada 2-acetyl-1pirrolina en una concentración doce veces mayor que las variedades comunes de arroz.

En el mercado encontramos diferentes tipos de arroz basmati de mayor o menor calidad, las grandes marcas como Nomen o Bayo comercializan su variedad basmati, pero podemos encontrar diferentes variedades importadas de India o Pakistán. En la foto interior podéis apreciar un paquete comprado en el colmado Murria a 4,90 €, si queréis probar otras variedades podéis consultar la lista de tiendas que publicamos en un post anterior. Su índice glucémico es inferior al de otros granos y arroces, por lo que es recomendable para diabéticos.

En cuanto a precios hay de todo tipo desde los 2 € a los 8 o 10 €, dependiendo de su calidad o exclusividad, el arroz de la marca Tilda cuesta unos 6 € y según me cuenta Leo de Caponata, es de muy buena calidad, se puede encontrar en los supermercados chinos de Barcelona.Por sus características el arroz basmati se utiliza para acompañar carnes y pescados como guarnición o también sirve elaborar distintos platos, desde los tradicionales arroces al curry, los tandoori o pilaf entre otros, hasta las más exóticas ensaladas.

La forma de elaboración varía según el cocinero, pero se acostumbra a dejar en remojo unos 20/30 minutos antes de su cocción, que normalmente se realiza con el agua justa que cubra el arroz, en proporción de dos tazas de arroz y 4 de agua, aunque cada “maestrillo tiene su librillo”. La cocción se realiza normalmente a fuego lento unos 15 o 20 minutos La necesidad de lavarlo previamente es para que el arroz quede mas suelto y que elimine el exceso de almidón, como cuando se prepara el arroz para sushi. ¿Tenéis algún otro truquillo para compartir?.


Fuente: http://cocinahindu.blogspot.pe/2010/10/el-arroz-basmati.html

LEAVE A REPLY