Arquitectura Vikinga

0
808

Los vikingos principalmente realizaban sus construcciones a base de madera y piedra, elementos facilmente transportables y que recogian de las regiones que iban ocupando.

Centrandonos primeramente en las casas, las construían a nivel de tierra, con una estructura y distribución singular. De estas casas ya no queda nada, por tanto es probable que tengamos que fiarnos de los restos arqueologicos encontrados de un tiempo a esta parte. Por ejemplo las huellas en el suelo de los postes de madera, que permiten a los arqueologos distinguir el plano y la longitud que tenia un edificio, asi como estaba distribuido por el cambio de color y textura del suelo.

La forma básica del edificio era la misma en toda Escandinavia: rectangular, a veces con muros curvos y de longitud variable. Los edificios excavados en Saedding, en Dinamarca, tienen casi cincuenta metros de largo; en Borg, Lofoten, en Noruega, uno incluso llegaba a medir ochenta y tres metros de largo. La anchura, sin embargo, no solía medir más de cinco metros y dependía de las dimensiones de las vigas de madera que soportaban el techo. Éstas eran a su vez soportadas por dos filas de postes que recorrían la longitud del edificio y lo dividían longitudinalmente en tres secciones, que consistían en una nave central y dos naves laterales bastante más estrechas.

Típica casa vikinga

En Dinamarca, los bosques de hoja caduca proporcionaban robles para construir el armazón de las casas y avellanos y sauces para tejer los paneles de mimbre que llenaban los espacios entre los postes verticales de los muros. Éstos se cubrían luego con una mezcla de arcilla y estiércol para que resistieran a la intemperie.

Interior de casa vikinga

Un extremo de las casas vivienda se usaba como granero para almacenar los cultivos o se tabicaba en cuadras para el ganado. Vivir bajo el mismo techo que los animales les proporcionaba una fuente de calor para los habitantes. Así también se aseguraban de que sus animales estaban a salvo de los ladrones de ganado, pues el ganado era una riqueza considerable.

Distribución interior de una vivienda vikinga

Los cuartos habitados de la casa tenían un hogar en medio del suelo para dar calor, luz y medio de cocina. No había chimeneas y el humo del hogar salía por claraboyas en el techo, que estaba cubierto de paja, tepe o tablillas de madera, según la disponibilidad de materiales locales y además había bancos a lo largo de las paredes. Generalmente eran un parte integrante de la estructura y consistían en lomas de tierra aplanadas y reforzadas con mimbre por delante.

Las sólidas puertas de madera de las casas podían cerrarse con llave.

LEAVE A REPLY