Dirección: Katell Quillévéré
Reparto: Emmanuelle Seigner, Tahar Rahim, Anne Dorval, Alice Taglioni, Monia Chokri y Bouli Lanners
Título en V.O.: Réparer les vivants
Nacionalidades: Francia Año: Fecha de estreno:
Duración: 137 min.
Género: Drama
Color o en B/N: Color
Guion: Katell Quillévéré y Gilles Taurand
Fotografía: Tom Harari

Después de un día de surf, Simon y sus amigos sufren un trágico accidente de coche cuando vuelven a casa. A partir de entonces la existencia de Simon quera reducida al soporte vital que le proporcionan en el hospital. Al mismo tiempo, en París, una mujer espera el trasplante de corazón que supondrá una nueva oportunidad para seguir viviendo.


 

Para pacientes fans de la aventura médica

Lo mejor: su atmósfera amniótica, y Tahar Rahim.

Lo peor: una cierta sensación de monotonía.

Por Philipp EngelEstará enfermo el cine francés, que le salen fcciones sanitarias por doquier? En cualquier caso, en este publirreportaje, de base literaria y aspiraciones poéticas, sobre el mundo del trasplante, se ha llegado al extremo: convertir el corazón (el órgano central, no la metáfora) en el absoluto protagonista de la función, dejando a estrellas como Tahar Rahim, Emmanuelle Seigner o la dolaniana Annie Dorval como meros apéndices. A pesar de la música de Alexandre Desplat, que amenaza con vaciarnos el lagrimal, Quilléveré extirpa el cáncer del sentimentalismo (aunque lo cita: sale ‘E.T.’), y se mantiene a loable distancia sin por ello caer en el realismo más quirúrgico. Así nos impone un tratamiento, mezcla del tedio dramático de sala de espera y de la épica humanista inherente a la aventura médica, que si bien no cura, tampoco enferma. Un electrocardiograma dentro de la normalidad: ni bradicardia, ni taquicardia.


LEAVE A REPLY