Inmuebles de Alejandro Toledo se usarán para asegurar pago de reparación civil

0
69
Martín Hidalgo Bustamante

El Programa Nacional de Bienes Incautados (Pronabi) anunció ayer que usará los inmuebles incautados a Toledo como parte del proceso penal que se le sigue por el delito de lavado de activos, por el Caso Ecoteva.

Se trata de siete inmuebles: los de la Torre Omega (que incluyen una oficina, tres estacionamientos y un depósito) y las casas ubicadas en Las Casuarinas (Lima) y Punta Sal (Tumbes). El valor de los inmuebles supera los S/14 millones.

La antigua oficina de Ecoteva, ubicada en la Av. Manuel Olguín 211, en Surco, así como los tres estacionamientos y el depósito ubicados en el distrito, serán cedidos en uso a la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales.

Esta entrega, según explicó la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, estará vigente hasta que el Poder Judicial ordene la pérdida de dominio de sus propietarios. Luego de ello, el inmueble será subastado.

Pérez Tello justificó la entrega de este espacio al señalar que no se puede esperar que el Estado mantenga durante años una oficina y pierda así recursos.

“Nos pareció emblemático utilizar estos bienes para ayudar a los gobiernos regionales, a la descentralización y a la democracia, para que puedan tener un espacio para trabajar aquí con tranquilidad”, afirmó la ministra.

—En alquiler—
Los otros dos inmuebles –el de Las Casuarinas, en Lima, y el de Punta Sal, en Tumbes– no podrán ser usados por entes públicos debido a los altos costos de mantenimiento que representan y a sus ubicaciones en zonas residenciales.

Ante ello, el Pronabi precisó que “se está considerando su arrendamiento mediante la figura de la subasta pública. Ello con la finalidad de que el arrendatario asuma los costos de mantenimiento, evitando así la carga económica para el Estado”.

El inmueble de Las Casuarinas fue adquirido en el 2013 por Eva Fernenbug, suegra de Alejandro Toledo. Por esta compra se descubrió toda la maraña del Caso Ecoteva.

Fernenbug adquirió el inmueble con dinero que le fue transferido de la empresa Ecoteva, con sede en Costa Rica.

La madre de Eliane Karp luego compró la oficina, los estacionamientos y el depósito de la Torre Omega.

En el 2013, un informe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) reveló que con el dinero de Ecoteva no solo se pagaron las dos propiedades de Surco, sino que también se canceló la deuda de US$277.309 que la pareja Toledo-Karp mantenía por su casa de Punta Sal.

La transferencia se realizó el 5 de octubre del 2012.

También se mantiene incautada la casa de Toledo en la urbanización Camacho, en La Molina, en este caso por el proceso que se le sigue al ex presidente por supuestamente haber recibido US$20 millones de soborno de la constructora brasileña Odebrecht por la adjudicación de dos tramos de la carretera Interoceánica Sur.


LEAVE A REPLY