El ministro de Trabajo enumeró las tareas hechas en el primer año de gestión y lanzó propuestas que se trabajarán en el siguiente semestre. Una de ellas es la revisión de la Remuneración Mínima Vital, que actualmente se encuentra en S/ 850. Informó que la meta de este año es generar 250 mil nuevos empleos en el país.

¿Qué se hizo este primer año en beneficio del trabajador?

Este año hemos fortalecido el acercamiento con la población más necesitada a través de los programas promotores de empleabilidad del ministerio. Sobre todo con aquellos que buscan empleo. El programa Trabaja Perú se ha multiplicado, ha tenido más recursos y hemos podido impactar favorablemente en las familias de pobreza extrema con obras comunales de trabajo temporal para mano de obra no calificada. Hemos cerrado este año con más de 43 mil puestos de trabajo desplegados a través de este programa. De estos puestos, más de 26 mil fueron desplegados en las zonas de emergencia. Por otro lado, los programas de orientación profesional y los centros de empleo han permitido apoyar a más de 20 mil jóvenes en este periodo. Es algo que seguiremos promoviendo.

¿Qué tareas quedan pendientes?

Primero, reestructurar el Consejo Nacional de Trabajo (CNT) con una asesoría técnica que ya estamos consolidando de la OIT. Queremos que el CNT se transforme en un organismo que pueda tener una operatividad mucho más fluida, que sea más representativo de la realidad laboral del país.

¿Qué implica para el MTPE que el Consejo sea más representativo?

Es una visión nuestra que queremos validar con los actores del CNT. Creemos que es importante abrir el escenario para que, por ejemplo, estén representadas de forma institucional las personas que no acceden al mercado formal. Además, para que la dinámica del CNT no pueda ser bloqueada por el quórum. Es una alternativa también que el MTPE forme parte del CNT igual que los empleadores y trabajadores; para así nombrar una presidencia que esté liderada por una persona de credibilidad intachable y que tenga consenso. Es una posibilidad, no es una imposición. Abriremos un debate en torno a ello.

¿Esperaba usted la respuesta que tuvo la Ley de Promoción del Empleo Juvenil?

Yo no esperaba una respuesta como la que tuvo un grupo pequeño pero de impacto mediático, el cual logró que la norma esté esperando casi más de cuatro meses en el Congreso. Se ha querido caricaturizar la ley llamándola “La nueva Ley Pulpín”, un nombre con connotación negativa. La ley del gobierno anterior seguro tuvo buenas intenciones, pero el costo lo pagaba el joven quitando derechos laborales. Eso es injusto para el joven y por eso es que duró lo que duró. En esta nueva ley, el Estado asume el costo. ¿Cómo lo cubre? Lo subvenciono, le doy un crédito al empleador por el 9% de su planilla, que es el costo de EsSalud.

Pero no es un crédito, porque el empresario no lo va a devolver. Esa es una de las críticas a la norma.

Si se tiene que precisar, se precisará. No hay problema con eso. Se denomina crédito porque para poder mantener ese apoyo económico, el empresario tiene que cumplir con la norma. No puede reemplazar puestos, sino que tiene que generar nuevos empleos. Si se incumplen esos temas, se pierde el crédito y tiene que pagar el porcentaje por EsSalud que dejó de pagar. Estimamos que en su primer año se generarán 50 mil nuevos puestos de trabajo formales para los jóvenes.

¿Cuántos empleos estima que se generarán en el 2017?

La generación de empleo en el país es una gran preocupación. En el último quinquenio, la generación ha ido cayendo de forma sustantiva y no ha podido cubrir la demanda. En la segunda mitad del año pasado, levantó la generación y terminamos ese año con 280 mil puestos. Lamentablemente, este año tuvimos los problemas climatológicos y hubo un bajón. Nuestro objetivo es que en 5 años generemos un millón y medio de nuevos puestos. Este año crearemos entre 240 mil y 250 mil puestos. El 2018 llegaríamos a los 300 mil.

¿Subirá el salario mínimo este año?

El segundo semestre es un buen momento para revisar la RMV. No estoy hablando de una fecha, pero sí creo necesario que se haga en el segundo semestre. En la segunda mitad del año, vamos a convocar a la comisión técnica del CNT para evaluar este tema.

¿Adelántenos qué asuntos del ámbito laboral tocará el mensaje presidencial? 

El mensaje del presidente lo prepara él. Sabemos que este mensaje será de esperanza, de autocrítica, de expectativa de que las cosas van a mejorar. En el tema laboral, el presidente seguramente hablará de su preocupación por la generación de empleo en el país. Creo que recalcará la necesidad de que la inversión y los sectores productivos generen más empleo digno para más peruanos. También hablará de la inspección laboral y eso ya lo estamos acelerando. Crearemos intendencias de Sunafil y este año terminaremos con 14 intendencias regionales.

¿Se anunciará la reforma de protección social?

El trabajo viene avanzando. Formamos parte de un equipo que soporta este trabajo. Seguramente habrá novedades que el MEF dará a conocer en las próximas semanas o meses.

Después de un año, ¿cómo toma la experiencia de liderar un ministerio?

Me ha permitido acercarme mucho más a los problemas sociales de empleo en el país. También me ha permitido dimensionar un eje prioritario: los jóvenes requieren ser más empleables. Nuestros jóvenes requieren oportunidades. Hay que dárselas. Por otro lado, ha sido una experiencia aleccionadora trabajar en el Estado. Yo vengo del sector privado. He encontrado en el Estado gente muy valiosa, hemos incorporado gente valiosa que quiere servir a su país. Sí se puede hacer algo desde el Estado, pero es muy lento. Tenemos que destrabarlo.

Es un despacho que también ocupó su padre.

Mi padre estuvo aquí en épocas difíciles y ahora me siento orgulloso de estar sentado en su mismo escritorio. En épocas distintas, pero igual de exigentes.


LEAVE A REPLY