María Rosa Villalobos

 

Pura Vida Nutrimax, producto del Grupo Gloria, retornó a las bodegas, supermercados y mercados locales esta semana. El producto, que puede ser adquirido por S/2,50, ha dejado de lado la vaca que antes mostraba en su parte frontal y ha dado paso a un campo soleado.

Su denominación también ha cambiado. La palabra “leche” ya no se encuentra en la etiqueta, tal como lo solicitó la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa). Sin embargo, ¿será esto suficiente para que los consumidores decidan volver a comprar el producto?

Para Miguel Ugaz, director de contenidos de MU Marketing y Content Lab, Gloria nunca se disculpó realmente. “Cuando haces un manejo de crisis, eliminas de inmediato lo que la causó. Lo que había que hacer era quitar la vaca y dejar de decir que era leche rápidamente”, indica el especialista.

Para él, aunque la estrategia de la compañía para volver a vender el producto es un poco forzada, se trata de un buen primer paso. “No veo en este momento una campaña publicitaria en la que salga Pura Vida diciendo que dejó de ser leche y que ahora es otra cosa”, detalla.

Asimismo, asegura que lo recomendable sería elaborar una estrategia comunicacional enfocada en todos los productos de Gloria, tratando de lograr que Pura Vida mantenga un posicionamiento mediano. Ugaz no descartó que sea necesario cambiar el nombre del producto.

GLORIA
A propósito del mes Patrio, Gloria ha optado por cambiar la etiqueta de su tradicional tarro azul. Para Ugaz, esto responde a la situación que la marca afronta actualmente.

“[Gloria] ha mostrado un manejo comunicacional bastante malo […] El cambio de la etiqueta del tarro azul ha agitado el gallinero cuando se estaba comenzando a calmar. Lo mejor es no decir, sino hacer”, apunta.

En ese sentido, recomendó que la compañía apueste por cambios a nivel de gestión, productos y procesos, pues el problema que enfrenta Gloria no gira en torno a la publicidad, sino a su cultura organizacional. “No es un problema de marketing, es un problema de la empresa. Hay que hacer una reingeniería en el ser de la compañía y dejar que eso, medianamente, comience a generar cambios. Si tenemos un ‘managment’ que cree que este es un problema de publicidad, Gloria va por mal camino. Este es un tema reputacional relacionado a lo poco transparente y abierta al público que es la marca”, asegura Ugaz.

Sin embargo, consideró que Gloria mantendrá su fuerza en el mercado local hasta que aparezca un gran competidor o surja un problema similar al de Pura Vida. ” El capital reputacional le va aguantar a Gloria este escándalo, pero no sé si le aguante a otro”, finaliza.


LEAVE A REPLY