Daniel Verdú

 

El fuego, la ceniza y el humo cubren las laderas del Vesubio desde hace varios días. La situación, pese a los esfuerzos de los bomberos, sigue incontrolada y algunos vecinos ya han tenido que ser evacuados, también una residencia de ancianos y un centro de acogida de inmigrantes. El miedo aquí siempre fue que uno de los volcanes más famosos del mundo despertase. Pero esta vez, el fuego y los copos de ceniza que caen del cielo proceden de uno de los muchos incendios que están arrasando el sur de Italia. Desde Nápoles a Sicilia, pasando por Gargano (Apulia), han ardido ya varias hectáreas de bosque en reservas naturales. Y en la mayoría de casos, sospechan las autoridades, el fuego esconde una mano intencionada.

La fiscalía investiga los incendios del Vesubio, pero no tiene dudas de que han sido intencionados. Según publica el periódico local Il Mattino y subruyaba hoy en su Facebook Roberto Saviano, los causantes del fuego son miembros de algún clan de la Camorra con intereses en los residuos y las recalificaciones. De hecho, para extender el fuego han usado animales vivos rociados de gasolina. De momento las llamas han arrasado 70 hectáreas de tierra entre las que hay campos y plantaciones de árboles fruteros. Pero empieza a temerse por los vecinos. La vertiente más crítica es la de Torre del Greco, donde hay cinco focos incontrolados que abarcan dos kilómetros de ancho. La columna de humo es tan grande, que ya ha atravesado Italia y ha llegado hasta el Salento (Apulia).

Vista de la columna de humo provocada por el incendio en el Vesubio, en Napoles, el martes.
Vista de la columna de humo provocada por el incendio en el Vesubio, en Napoles, el martes. Ciro Fusco AP

El alcalde del municipio Ottaviano, Luca Capasso, y el de Nápoles, Luigi de Magistris, lo han calificado ya de emergencia nacional y piden más efectivos. En este momento, aviones y helicópteros ya sofocan las llamas desde el cielo, que si continúan propagándose podrían amenazar también los yacimientos arqueológicos de Pompeya y Hercolano, donde ya han sido desalojadas decenas de vecinos. De hecho, el ministro de Medioambiente, Gian Luca Galleti, se ha reunido esta tarde con los responsables de la zona en Ottaviano para trazar un plan.

La alarma crece también debido a las hipotéticas consecuencias que podría tener el contacto del fuego con los residuos tóxicos que algunas revelaciones de los últimos arrepentidos de la Camorra, como señalaba este miércoles el Movimiento 5 Estrellas en la región, señalan en el parque natural del Vesubio. El recinto protegido, según los propios camorristas, es el último lugar donde los clanes mafiosos han enterrado durante años desechos tóxicos como parte de su gran negocio de gestión ilegal de residuos.

En Sicilia, en Mesina, quizá la parte más golpeada, la situación ha mejorado levemente en las últimas horas. Pero en San Vito lo Capo (Trapani), en el oeste de la isla, las llamas han obligado a evacuar un resort turístico con lanchas y barcos privados. El propio alcalde de la localidad, Matteo Rizzo, ha lanzado una llamada de auxilio a los ciudadanos que posean una embarcación para que participen en los rescates de cerca de 700 personas. El complejo turístico de Calampiso está cerca de la reserva natural de Zingaro. El hotel tiene una única carretera de entrada y salida que ha quedado cortada por las llamas.

El humo y las llamas rodean los edificios durante un incendio en la ciudad siciliana de Mesina (Italia) el martes.
El humo y las llamas rodean los edificios durante un incendio en la ciudad siciliana de Mesina (Italia) el martes


LEAVE A REPLY