La participación de una actividad sindical, como la huelga, no justifica que se realice un acto de violencia o toma de locales, de lo contrario podrá sancionarse incluso con el despido del trabajador

Así lo determinó la Corte Suprema de Justicia al resolver la Casación Nº 5333-2016-Loreto, en que un trabajador realizó, en conjunto con otros compañeros, actos de violencia contra bienes de la empresa y toma de instalaciones durante el ejercicio de una huelga, lo cual justificó su despido.

De acuerdo con la sentencia, el subirse a una mesa de trabajo a fin de realizar arengas durante la huelga supone el ejercicio no pacífico del derecho y toma de instalaciones, refiere un informe laboral del Estudio Miranda & Amado Abogados.

En el presente caso, además, agrega el demandante, junto con otros compañeros que ejercían el mismo derecho, se negó a bajarse del mobiliario pese a que le fue requerido por la autoridad policial en más de una oportunidad.


LEAVE A REPLY