Luego de casi cuatro días de intentar mitigar el incendio en Las Malvinas, los bomberos llegaron a la azotea del edificio siniestrado, donde se ubican los contenedores en los que quedaron atrapadas varias personas. Sin embargo, el fuego se reavivó a las 5 p.m. e impidió el ingreso de las autoridades.

El jefe de la Comandancia Departamental Lima Centro del Cuerpo de Bomberos, Alejandro León, informó que ayer se iba a habilitar una ruta de acceso con escaleras para que ingresaran María Elena Hinostroza, la fiscal que investiga el caso, y los peritos de Criminalística de la Policía Nacional.

Son ellos los que deben autorizar a los bomberos a abrir las cajas de metal en las cuales habrían sido encerrados Jovi Herrera y Jorge Luis Huamán, dos de las personas reportadas como desaparecidas.

“Hay un pedido de las autoridades para que no cortemos los contenedores sin su autorización porque son elementos de prueba para las investigaciones”, advirtió León.Esta precisión la hizo luego de que, en la mañana de ayer, los familiares exigieron acelerar la búsqueda de los jóvenes. Los bomberos les pidieron paciencia porque el lugar ya es considerado una escena de crimen y no pueden alterar este espacio.

Sin embargo, ni la fiscal ni la policía pueden ingresar si el lugar continúa en llamas. Claudio Sáenz, vicecomandante de Lima del Cuerpo de Bomberos, dijo que, debido a las altas temperaturas y continuas explosiones, no era recomendable aún el ingreso para la investigación.

Hoy los bomberos retomarán la operación para implementar la ruta de acceso para las autoridades


LEAVE A REPLY