Magda Quispe

 

El ministro saluda a los agricultores en su día. Hoy, junto al presidente, acudirá a Ayacucho para impulsar el proyecto Siembra y Cosecha de Agua. Dice que hay un 30% de déficit en la producción de leche y la meta al 2021 es contar con 150 mil nuevas hectáreas de pastos, lo cual permitirá subir la producción. Este fin de semana se publica el reglamento de leche y lácteos.

Este 24 de junio es el Día del Campesino. ¿Qué avances tiene el sector?

Un logro importante es Sierra Azul, donde tenemos casi 63 mil hectáreas con este sistema porque no solo es siembra y cosecha de agua, sino construccion de reservorios. El sábado 24 (hoy), con nuestro presidente, vamos a estar en Lircay (Huancavelica) con el programa de siembra y cosecha de agua e inmediatamente vamos a Ayacucho a un proyecto de riego. En el primer año logramos 63 mil hectáreas con suministro de agua asegurada. Este 2017, tenemos programado el manejo de mil cochas y ya llevamos 125 hasta junio. Solo con mil se asegura el riego de 50 hectáreas. Sin hablar de los proyectos de riego que asegurarían agua para 50 mil hectáreas en un año. A ello se suman todos los proyectos de riego. Para el 2021 debemos asegurar el agua para 500 mil hectáreas. Otro programa importante es el de reconversión productiva. En café ya tenemos casi 40 mil hectáreas y calculamos que vamos a continuar con 40 mil más, porque el reto es llegar a 80 mil. En el caso del incremento de los rendimientos, el desafío es cómo reducir la brecha tecnológica y para ello se creó el programa Serviagro. Por primera vez estamos articulados con los gobiernos regionales, por ello se crearon comités de gestión. Estamos enlazando dos cosas: asignamos personal para asistencia técnica y capacitación y luego los involucramos con el programa Agro Joven. La meta es tener 1.600 chicos trabajando con los pequeños agricultores.​

Un tema controvertido es el caso Pura Vida. ¿Qué medidas toma el gobierno para una mayor producción de leche?

El año pasado creamos la Dirección General de Ganadería y la idea era promover la producción de tres líneas: ganado vacuno, ovino y alpaca de fibra y carne. Hemos empezado con el vacuno, en especial la producción de leche, con un programa ganadero que no solo fomenta la producción de leche fresca, sino también de quesos maduros, tanto para el mercado nacional como internacional. Hemos planteado el reglamento de leche y productos lácteos, el cual fue aprobado el miércoles en el Consejo de Ministros y saldrá publicado este fin de semana. Cuando salió la noticia de Pura Vida, manifestamos nuestra posición. En la denominación del Codex Alimentarius se les llama productos o mezclas lácteas, por ello tomamos contacto con Digesa e Indecopi para que intervengan.

El Congreso ha prohibido el uso de leche en polvo para producir leche evaporada y los industriales responden que ello generará un alza en el precio.

Tenemos un 30% de déficit de leche, es decir, una menor producción, y esta diferencia se sustituye con leche importada. Sin embargo, el programa que llevamos adelante permite cubrir cualquier demanda adicional y la posición del ministerio es fomentar la producción. Sí, podemos mejorar los índices de producción de leche con programas ganaderos asociado a Sierra Azul.

¿En qué consiste este proyecto?

Queremos convertir gran parte de pastos naturales en cultivados. En estos pocos meses tenemos cerca de 5 mil hectáreas sembradas y para fines de año esperamos llegar a las 25 mil. Nuestra meta al 2021 es tener 150 mil nuevas hectáreas de pasto. Esto nos permitirá triplicar el número de vacas por hectárea. Una res mejor alimentada puede duplicar la producción de leche, porque hoy producimos de 4 a 5 litros por vaca y podemos llegar hasta 9 litros. En las zonas altoandinas tenemos costumbre de elaborar queso, pero en vez del fresco podemos producir queso madurado, que tiene un precio 8 o 10 veces mayor. Estamos trabajando por el lado de la producción y en pocos años podemos tener una buena base lechera en el país. Tenemos un proyecto con Nueva Zelanda que lo estamos desarrollando en Puno, Cusco y Cajamarca, el cual tendrá un impacto muy importante en el suministro de leche. Debemos generar incentivos en vez de restringir.

A los ganaderos les pagan S/ 0,80 por litro de leche. ¿Cómo incentivar así una mayor producción?

Estamos en 1 millón 900 mil toneladas y si trabajamos toda la cadena, podemos fomentar la instalación de plantas procesadoras. Hoy, Qali Warma es un mercado importante, pero la leche se produce en la partes altas y después se envía a la parte baja en la Costa. Luego regresa nuevamente a las partes altas. En lugar de ello, podemos producir leche y establecer todo el procedimiento para que llegue a los niños en buenas condiciones nutricionales y de inocuidad. Nuestro programa “de la teta de la vaca a Qali Warma” no brindará leche cruda. En zonas donde exista cadena de frío podemos proporcionar leche pasteurizada. Pero si no hay cadena de frío o es esta es muy cara, podemos trabajar con pequeñas plantas para llevar leche de calidad en tetrapak. Los pequeños ganaderos se deben asociar y en eso estamos trabajando. El objetivo es que tengan una planta y capacitación de nivel gerencial.

¿Cómo van las acciones tras el impacto de El Niño?

Estamos avanzando. En algunas cosas hemos tenido retraso, pero sigue el avance que será significativo en julio. Tenemos todo rehabilitado y paralelamente estamos trabajando en el diseño para la reconstrucción. Porque la rehabilitación significa generar suministro de agua con obras artesanales previsionales o temporales que serán sustituidas por la nuevas obras. No solo nos preocupamos por la rehabilitación de los canales, sino también por los bonos que entregamos a los afectados. Es la primera vez que el dinero llega antes que los proyectos. Estamos con la reconstrucción, ya se priorizó en todas las áreas de emergencia cuáles van a ser los ríos o quebradas que necesitan tratamiento inmediato. En diciembre, enero o febrero pueden haber lluvias y si no descolmatamos los ríos, tendremos serios problemas. Para la próxima semana está prevista la transferencia de recursos a Lima y Piura e inmediatamente a las otras regiones. También recursos a programas y proyectos del Minagri que van a trabajar en descolmatación y en la protección de los ríos.

¿Ya se conoce el total de afectados por este fenómeno?

Hemos empadronado a casi 26 mil. Al inicio hablamos de 19 mil, que son quienes van a recibir los bonos. Algunos tienen una hectárea, otros más; pero todos los empadronados y validados como afectados recibirán el bono. Lo más probable es que asignemos un excedente al presupuesto. En lo que queda del año, invertiremos casi S/ 780 millones en descolmatación de ríos y quebradas, un desafío grande que tenemos que hacerlo entre julio y fines de diciembre. También tenemos un programa de desarrollo agroexportador. Ahí Senasa está trabajando en los protocolos sanitarios para la apertura de mercado.


LEAVE A REPLY