Nuestra arepa y su historia

0
230

Para nosotros los venezolanos el hablar de la arepa es así como abrir el baúl donde tenemos guardado parte de nuestra herencia y los mejores recuerdos de familia, ya que en la casa de cualquier venezolano reposa la mejor receta para la preparación de esta blanca y redondita compañera de vida.

¿Qué venezolano no se ha alimentado desde su infancia con una arepa?, ¿Quién siendo apenas un bebé su mamá no le dio de desayuno unas miguitas de arepa con mantequilla?… O como nos hacía mi mamá esa rica sopita de loro que no es más que el corazón de la arepa con mantequilla, leche caliente y un poco de queso blanco rayado, este rico tesoro y escudo que llevamos a cualquier parte del mundo a donde emigramos los venezolanos es cada día más apreciado por ciudadanos de otras nacionalidades, al punto que en grandes metrópolis como New York, existe un restaurant con bandera venezolana, donde personas de todas partes hacen largas filas para deleitarse con este manjar, pero lamentablemente también debo decir que aquí en Miami, incluso en nuestra ciudad Doral, donde vivimos tantos venezolanos, existen restaurantes que siendo punto de referencia por servir comida venezolana, no consienten a sus comensales con una buena arepa -y hago este paréntesis ya que contamos en nuestra ciudad con muy pocos lugares donde conseguir comida venezolana y ese detalle hay que cuidarlo como cuidamos y defendemos nuestros símbolos patrios-.

Yo desde mi columna voy a defender siempre nuestra buena cocina, recuerden que la arepa se hace a mano, nunca en molde, la masa debe ser muy suave para que no se agriete y endurezca al momento de su cocción y su cubierta crujiente sin llegar a ser un disco para una competencia olímpica, así que cuidado con lo que ofrecemos a nuestros clientes y como algunos sabemos poco de la historia y origen de nuestra arepa, los invito a conocer un poco más.

La arepa era preparada y consumida por los aborígenes de los territorios correspondientes a Venezuela, Colombia y Panamá desde antes de la llegada de los españoles; en la actualidad es considerada un ícono gastronómico de Venezuela, la referencia más antigua del término arepa, se remonta a Galeotto Cei en su viaje y descripción de las Indias (1539-1553). Algunas fuentes aseguran que la palabra proviene del cumanagoto, lengua del pueblo amerindio de la etnia Caribe del mismo nombre que habitó en la antigua provincia de Nueva Andalucía llamada hoy Cumaná y cuyos descendientes habitan actualmente al norte del estado Anzoátegui, en el que el vocablo erepa significa ‘maíz’, ingrediente básico en la preparación de la arepa.

Nuestra arepa es consumida en toda la geografía del país, se suele comer casi todos los días en el desayuno o en la cena, ya sea como plato principal o como acompañante, los rellenos son infinitos, como el de la “Reina Pepiada” a base de gallina o pollo y aguacate con mayonesa; con mantequilla; quesos blancos y amarillos; embutidos; sueros; jamón; aguacate; huevo; caraotas; atún; pollo; carne; pescado y hasta de mariscos.

Pero eso no queda aquí, cada quien le ha dado un punto especial a sus arepas como la de coco y papelón, oriunda del  Zulia. Arepa con chicharrones triturados, arepas dulces de anís y papelón, de maíz pelado: mejor conocida como “Arepa Pelada”,  arepa frita típica de los estados costeros, tostadas caroreñas, elaboradas el día anterior, rellenas de queso frito, se rebozan en huevo y fritas en aceite y cubiertas con salsa rosada y queso blanco;  la “Cabimera” que se colocan cortadas en cuadros al fondo del plato, se le agrega queso y jamón como base, luego pollo, carne, entre otros, o arepa de trigo, típica de los estados andinos Mérida, Trujillo y Táchira.

Hoy hemos conocido un poco más sobre uno de nuestros emblemas patrios y recuerden cuando coman arepas fuera de casa exijan que sean verdaderas arepas venezolanas, nuestras arepas.

Raúl Hurtado

LEAVE A REPLY