El contralor general de la República, Edgar Alarcón, reiteró que no cometió ninguna irregularidad durante su labor como funcionario público. Esto luego de presentarse ante la comisión que está evaluando el pedido para removerlo del cargo ante las presuntas irregularidades que cometió cuando era vicecontralor.

“Yo tengo plena confianza en todo el equipo de congresistas, que son siete en la comisión, para que evalúen de manera objetiva mi caso […] Si al final el Congreso decide una destitución o resolución de mi presencia en la contraloría, yo me tengo que someter”, dijo Alarcón ante la prensa al salir de la comisión.

Tal y como lo hizo ante los parlamentarios, Alarcón aseguró que los hechos que han denunciado en su contra, especialmente el auditor de la Contraloría General de la República Walter Grados, no tienen ningún sustento.

“Me sacan que he comprado carros desde el año 1994 cuando ni siquiera era funcionario público. Soy funcionario desde 1997. He comprado 40 carros en 14 años. ¿Es delito ir renovando carros? […] Compré dos terrenos en Camaná por subasta pública. No estaba impedido legalmente. Los compré en 5 mil soles cada uno. ¿Es delito comprar terrenos así en el 2008?”, añadió.

– Denuncia contra Thorne –

Edgar Alarcón aseguró que tiene sustento suficiente para presentar su denuncia constitucional contra el ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne. “En la conversación se escucha que, en base a la responsabilidad que tiene en el uso de recursos públicos, trata de coaccionar y decir que si no sale bien una cosa, no te doy más recursos”, indicó.

“Si la autonomía de la institución y de mi persona se están vulnerando, tengo que denunciar. Después me van a reclamar ‘¿Por qué no denunciaste si lo has grabado?’ Por eso estoy denunciando constitucionalmente”, concluyó el contralor.


LEAVE A REPLY