Una cámara de videovigilancia, instalada en la esquina de la tienda, ayudaría a determinar la identidad de los delincuentes

Según testigos, los delincuentes que intentaron robar el local de Saga Falabella en San Isidro, utilizaron una comba para romper una de las mamparas de establecimiento. En el lugar aún se puede ver los vidrios rotos. Sin embargo, el sonido de la alarma evitó que los ladrones se lleven objetos de valor.

El local está ubicado en la cuadra 6 de la calle Las Begonias. La policía informó que los hampones no se llevaron nada. Solo minutos después de que los ladrones llegaran al lugar e hicieran sonar la alarma, los agentes de la PNP se hicieron presentes.

Una cámara de videovigilancia, instalada en la esquina de la tienda, ayudaría a determinar la identidad de los autores de este robo frustrado.


LEAVE A REPLY