Para muchos británicos residentes en Alemania el Brexit no será ni duro ni blando porque asistirán al proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea como ciudadanos comunitarios.

Según datos de la Oficina Federal de Estadísticas un total 2.865 británicos accedieron el pasado año a la nacionalidad alemana, lo que supone una progresión del 361 por ciento.

“La conexión de esas cifras con el Brexit es evidente”, sostiene la Oficina de Estadísticas, que prevé un nuevo récord en las cifras de 2017 pues la tendencia se mantiene y constata la preocupación que existe entre los británicos expatriados a perder derechos y su determinación a sortear las dificultades que puedan derivarse de la perdida de las ventajas de ser ciudadanos europeos.

El interés por adquirir la nacionalidad del país de residencia se observa en otros países de la UE, especialmente en Bélgica, sede de las instituciones europeas y con un alto número de funcionarios británicos, o en España, con una importante colonias de expatriados del Reino Unido.

Pese a que el número de británicos que accedió el pasado año a la nacionalidad alemana fue el que más creció proporcionalmente, son los turcos los que encabezan en números absolutos las estadísticas.

De los 110.400 extranjeros que obtuvieron el pasaporte alemán el pasado año -un 2,9% más que en 2015- un total de 16.290 eran turcos, y 6.632 polacos.


LEAVE A REPLY